Israel aprueba retirada de polémica zona en la frontera con Líbano

El gabinete de Israel aprobó un plan para terminar la contenciosa ocupación de la zona norte de la aldea de Ghajar, que abarca ambos lados de la frontera con Líbano.

Israel había aceptado retirar sus tropas bajo un acuerdo de cese el fuego tras la guerra contra Hezbolá en 2006, pero decidió mantener su presencia militar por temas de seguridad.

Los detalles finales del repliegue se elaborarán con las fuerzas de mantenimiento de paz de la ONU en las próxima semanas.

Israel continuará en control de la zona sur de Ghajar, pero dice que permitirá el libre movimiento de los residentes por toda la aldea.