Benedicto XVI lamenta violencia contra cristianos

El Papa Benedicto XVI deploró lo que denominó la violencia absurda contra los cristianos, después de los ataques a iglesias registrados en Nigeria y Filipinas durante el asueto de Navidad.

En su mensaje del Ángelus en el Vaticano, el Papa habló de su gran tristeza por los ataques, que incluyeron la muerte de seis personas en el noreste de la ciudad nigeriana de Maiduguri, cuando presuntos miembros de una secta islamista atacó tres iglesias.

Una bomba también estalló en una iglesia católica durante una misa el día de Navidad en la sureña isla filipina de Jolo, donde al menos a seis personas resultaron heridas.