Descubren un parásito que cambia el color de su víctima

Científicos británicos descubrieron el primer ejemplo de un gusano parasitario que cambia el color de su huésped para evitar ser devorado.

El gusano nemátodo es un usurpador de cuerpos que, una vez dentro de una oruga licua sus órganos y se alimenta del caldo haciendo que la oruga cambie eventualmente a color rojo.

Un equipo de la Universidad de Liverpool descubrió que el cambio de color engaña a sus depredadores, como las aves, para que que no se lo coman.