Se extienden protestas por quema del Corán

Cientos de personas marcharon este domingo por las calles de las ciudades afganas de Kandahar y Jalalabad, en protesta por la quema de un ejemplar del Corán en EE.UU. el mes pasado.

El viernes, una protesta similar se saldó con la muerte de 14 personas -incluyendo siete funcionarios de Naciones Unidas- luego de que la sede de la organización en Mazar-e Sharif fuera atacada por algunos manifestantes.

El sábado, diez personas murieron y docenas resultaron heridas luego de protestas en Kandahar.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que las muertes durante el ataque a la sede de la ONU eran "indignantes", pero también criticó la quema del libro sagrado de los musulmanes, afirmando que se trataba de un acto de "extrema intolerancia".