Crece la polémica por escuchas ilegales en el Reino Unido

El escándalo por las escuchas telefónicas ilegales por parte de la prensa sensacionalista en el Reino Unido sigue intensificándose.

El Parlamento británico realiza este miércoles una sesión de emergencia para tratar la polémica que afecta al grupo de medios News International, propiedad del magnate australiano Rupert Murdoch.

La policía informó que los teléfonos de los familiares de algunas personas que murieron en los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres fueron intervenidos por un investigador privado contratado por el diario News of the World, que pertenece a la empresa de Murdoch.

Previamente, el investigador admitió que, por encargo del periódico, escuchó los mensajes de voz en el celular de la adolescente asesinada Milly Dowler, un caso que conmovió al Reino Unido en 2002.

Por otra parte, News International confirmó que le reenvió a la policía e-mails en los que el ex editor del diario, Andy Coulson, autorizaba el pago a agentes a cambio de información.

Coulson fue asesor de prensa del primer ministro David Cameron, pero renunció al cargo a principios de este año, cuando estalló el escándalo sobre las prácticas de la prensa sensacionalista.