Obama promete aislar al presidente sirio

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseveró el domingo que se siente consternado por el uso de la violencia por parte del gobierno sirio contra su población y prometió trabajar con otros líderes internacionales para aislar al presidente de Siria, Bashar al Asad.

Sus declaraciones en un comunicado divulgado por la Casa Blanca se producen el mismo día en que el gobierno ha emprendido una ofensiva en distintos puntos del país para reprimir a los activistas antigubernamentales.

El balance de muertes asciende a más de 130, de los cuales 80 se produjeron en la ciudad de Hama, según los activistas.

Obama y los líderes europeos han sido criticados por ONG y activistas por las distintas respuestas dadas a la represión civil en la región árabe, en especial por el "doble rasero" entre Libia y Siria.

Hasta ahora la comunidad internacional ha aprobado sanciones contra miembros del gobierno sirio y de la familia del presidente.