Cuarto día de protestas en el campo chino

Campesinos del sur de China han protestado por cuarto día consecutivo contra unas polémicas ventas de tierras y varios de ellos han pedido al gobierno central que intervenga.

En un cable desde la zona, la agencia de noticias Reuters informa que los campesinos han derribado con una excavadaora un muro que dividía sus tierras.

En estos cuatro días, también han sido atacadas una comisaría de policía y otros edificios gubernamentales.

Los habitantes de la zona han acusado al gobierno municipal de Lufeng, en la provincia de Guangdong, de vender sus tierras a terratenientes.

La provincia de Guandong es la más importante económicamente de las provincias de China y en ella se encuentra el Delta del Río Perla, llamado la fábrica del mundo, una zona de la que parte un tercio de las exportaciones chinas.