Desarrollan nueva prueba para detectar mentiras

Científicos británicos desarrollaron una nueva prueba de detección de mentiras basada en el monitoreo de cambios diminutos en las expresiones faciales.

Los investigadores de la Univesidad de Bradford utilizaron una cámara de calor para registrar el flujo de la sangre alrededor de los ojos y lo combinaron con otras pistas -como parpadear, tragar o morderse los labios- en un programa de computadora.

Según los científicos, la cámara puede ocultarse fácilmente, así que la aplicación podría ser útil para las autoridades de seguridad en los aeropuertos.

Un estudio preliminar en la que participaron 40 voluntarios reveló que el sistema tiene un 70% de precisión en la identificación de mentirosos.