La policía islámica de indonesia arremete contra los punks

Corte de pelos de punks Derechos de autor de la imagen AP

La policía islámica de la más conservadora provincia de Indonesia, Aceh, detuvo a un grupo de jóvenes punks durante un concierto y los envió a un centro de rehabilitación moral.

Los detenidos son 65 jóvenes, que además fueron rapados para borrar de sus cabezas los rastros de sus peculiares peinados, con la excepción de las cinco mujeres detenidas, a las que les hicieron un corte como el que llevan las policías.

"Les cambiaremos la ropa tan desagradable por ropa más bonita y les daremos jabón, cepillos y pasta de dientes", dijo un jefe policial local.

Los agentes también les sacaron sus piercings, collares de perro y cadenas. Los objetos fueron lanzados a una piscina para limpiarlos espiritualmente.

Aceh, en el oeste, prohibió el alcohol y los juegos de azar después de conseguir un régimen semiautonómico del gobierno central hace cinco años.