EE.UU. planea agilizar la regularización de algunos indocumentados

Estados Unidos anunció el viernes que planea una reforma que agilizaría la regularización de algunas personas indocumentadas casadas con ciudadanos o residentes legales en ese país.

Las autoridades de inmigración anunciaron que se proponen reducir el tiempo que esos sin papeles frecuentemente tienen que esperar en el extranjero mientras se procesa su solicitud para obtener una visa de inmigrante, o green card (tarjeta verde), que oscila entre tres y diez años.

En el sistema actual, incluso si se casan con una persona que tiene residencia legal, los indocumentados deben salir de Estados Unidos para obtener la regularización. Y por haber estado en condición de indocumentados en Estados Unidos, su regreso es frecuentemente demorado por varios años, durante los cuales permanecen separados de sus familiares.

La nueva regla permitiría al pariente del ciudadano estadounidense obtener en EE.UU. exenciones a esa sanción, considerada como excesivamente severa por los defensores de inmigrantes.

La medida, que no necesitará ser enviada al Congreso, no entrará en vigor hasta dentro de varios meses. Antes, el gobierno debe presentar una reglamentación detallada y después someterla a los comentarios del público.

Tras conocer el anuncio, varios grupos de defensores de inmigrantes elogiaron el plan del gobierno de Barack Obama.

En el pasado, los esfuerzos del gobierno por ayudar a la regularización de indocumentados han sido criticados por sus opositores como una "amnistía disfrazada"