Alba apoya a Siria y critica a Reino Unido

La Alianza Bolivariana para los pueblos de América (ALBA) concluyó en Caracas su XI cumbre ordinaria con la perspectiva de crear una zona económica, la definición de cargos permanentes del organismo y expresiones de apoyo a Cuba y a Argentina.

Derechos de autor de la imagen AP

La segunda jornada de la XI Cumbre de la ALBA, que desde el sábado, discurrió sin que los medios pudieran acceder a parte de las discusiones.

A diferencia del primer día de deliberaciones, cuando presidente cubano, Raúl Castro, bromeó sobre su poca afición a que las conversaciones fueran abiertas al público.

La noche del sábado los presidentes acordaron valorar la propuesta del ecuatoriano Rafaél Correa de adoptar sanciones contra Reino Unido por su postura en relación al litigio con Argentina por las Malvinas / Falklands.

Además, el grupo emitió un comunicado de apoyo al gobierno de Siria condenando la "injerencia" extranjera y alabando los "esfuerzos" del presidente Bashir el Asada para solucionar la crisis política.

También se planteó realizar una reunión en La Habana para estudiar si los socios del ALBA asistirán a la Cumbre de las Américas de Cartagena, Colombia, en caso de que Cuba no sea invitada.

El ALBA está conformado actualmente por ocho países: Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, San Vicente y las Granadinas, Dominica y Antigua y Barbuda.

En la última jornada la caribeña isla de Santa Lucía y Surinam presentaron sus solicitudes para para comenzar el proceso de adhesión al mecanismo.