Científicos dicen haber creado un arma para enmudecer a charlatanes

Dos científicos japoneses dicen haber creado una especie de pistola que, al apuntarle a una persona, hace que tartamudee y deje de hablar.

La máquina se llama SpeechJammer, que en una traducción libre sería algo así como un bloqueador de discursos.

La pistola recoge la voz del sujeto y le dispara sus propias palabras de vuelta, pero con cierto retraso, lo que crea una confusión en el cerebro, que no se acostumbra a escuchar el eco de la voz humana.

La técnica se llama Delayed Auditory Feedback o Retroalimentación Auditiva Retardada.

Los científicos aseguran que no causará dolor ni malestar físico.

Se ha asegurado que podría servir para ayudar a personas con problemas de habla o, en casos más sencillos, para silenciar a un interlocutor incómodo en lugares como una biblioteca.