Una poderosa tormenta solar golpea la Tierra

Media playback is unsupported on your device

Una fuerte tormenta solar está impactando a la Tierra y se cree que podría afectar el tendido eléctrico, los sistemas de navegación satelital y las rutas aéreas.

La tormenta -la más grande en los últimos cinco años- impactará los campos magnéticos terrestres a lo largo del jueves.

En todo caso, los primeros informes indican que el impacto no ha sido tan grande como el que se estimaba, pese a que la radiación magnética tardará horas en disiparse.

Los meteorólogos indican que los niveles de radiación han sido bajos.

El fenómeno, que se originó a partir de dos grandes llamaradas solares que se produjeron a principios de esta semana, impactará particularmente a las zonas cercanas a los polos.

Derechos de autor de la imagen xx
Image caption La tormenta solar de este jueves es la más grande en los últimos cinco años.

Por ello, a muchos pilotos de aviones se les ha recomendado cambiar sus rutas para evitar esas áreas.

También hay una gran probabilidad de ver auroras boreales y australes en esas regiones, si el cielo está despejado.

Joseph Kunches, un experto en la agencia meteorológica del gobierno estadounidense (NOAA, por sus siglas en inglés), describió la tormenta como la versión solar del supermartes, en referencia a las primarias republicanas que se llevaron a cabo en diez estados del país.

"El clima espacial se ha puesto muy interesante en las últimas 24 horas", dijo Kunches.

"Nos está pegando ahora justo debajo de la nariz", agregó.

Hasta el viernes

La actividad solar se incrementa y disminuye en ciclos de once años de duración.

Y aunque durante los últimos meses se ha producido un aumento de las explosiones que están causando la tormenta, el momento de mayor actividad del actual ciclo se dará en 2013.

Doug Biesicker, también de la NOAA, describió el fenómeno como "una inmensa bola de gas que está viajando a 2.000 kilómetros por segundo".

Y el gas, que viene lleno de partículas cargadas, podría afectar a los satélites al provocar una tormenta geomagnética en el campo magnético que protege a la tierra, le explicó Beisiecker a la BBC.

"Ese campo magnético nos protege de la radiación dañina. Y aunque la tormenta no lo va a desactivar, sí le va a dar una buena sacudida", dijo.

"Y cuando uno sacude un campo magnético se generan corrientes eléctricas en la atmósfera y en los tendidos eléctricos que hoy en día cruzan casi todos los países del globo", explicó.

Se espera que las partículas golpeen la Tierra a 6.400.000 kilómetros por hora.

Y los expertos estiman que la tormenta durará hasta el viernes por la mañana.

Otras tormentas magnéticas solares han sido observadas en décadas recientes.

Pero el impacto de las mismas depende mucho de su fuerza.

Una enorme llamarada solar en 1972 desconectó las comunicaciones telefónicas de larga distancia en el estado de Illinois, EE.UU.

En 1989, una tormenta solar provocó cortes de energía en Canadá que afectaron a seis millones de personas.

Jonathan Blake, de la BBC, informa desde Washington que las empresas estadounidenses de energía están monitoreando las redes para detectar irregularidades.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service

Contenido relacionado