Gobierno del Reino Unido planea vigilar actividades tecnológicas de usuarios

El gobierno británico elabora planes para monitorear los correos electrónicos, llamadas telefónicas, mensajes de texto y búsquedas en internet que se realicen en el país.

Según las autoridades, esos poderes son vitales para que la policía y los servicios de seguridad puedan investigar delitos graves.

Sin embargo, grupos de libertades civiles han expresado su preocupación. Una idea similar fue rechazada en 2008 tras recibir una amplia oposición.

Las autoridades ya tienen acceso a una enorme cantidad de datos de comunicación, pero las reglas precisas acerca de la manera en que pueden ser utilizados en la actualidad son muy distintas.