Joven chino vende un riñón para comprarse un iPhone

Medios oficiales de China aseguran que cinco personas, incluyendo un cirujano, fueron formalmente acusadas de causar lesiones a un joven que vendió uno de sus riñones.

El muchacho, de 17 años, utilizó posteriormente el dinero para comprar un iPhone y un iPad. Según las fuentes, el adolescente fue reclutado para el comercio ilegal de su órgano a través de una sala de chat de internet.

La agencia de noticias china informa que el joven tiene ahora problemas con el riñón que le queda.

China cuenta con un próspero mercado ilegal de órganos humanos: sólo una pequeña proporción de las personas que necesitan un transplante lo consigue de forma legal.