Archivos desclasificados revelan nuevos abusos en pasado colonial británico

Prisioneros Mau Mau en Kenia
Image caption Los documentos revelan abusos británicos al final de su periodo colonial en Kenia.

Este miércoles se desclasifican en el Reino Unido archivos que sugieren que ministros británicos estaban al tanto de prácticas de tortura y asesinato en los últimos años del Imperio Británico.

Los archivos detallan acciones británicas contra rebeldes Mau Mau en Kenia e insurgentes comunistas en Malasia en los años 50 del siglo pasado. En uno de los casos de Kenia se habla incluso de un sospechoso que fue quemado vivo.

Los documentos muestran que los oficiales británicos indujeron a error a Naciones Unidas en relación con unas familias largamente establecidas en el Archipiélagos de Chagos que fueron expulsadas de las islas para hacer sitio para una base militar estadounidense en Diego García.

Los oficiales dijeron que eran simplemente trabajadores migrantes.

Otro archivo revela que el padre del presidente estadounidense Barack Obama aparecía en una lista de vigilancia en la que aparecían registrados kenianos que estudiaban en Estados Unidos.

Demanda judicial

La difusión del archivo se aceleró luego de una decisión judicial.

En enero 2011, luego de que cuatro ciudadanos de Kenia que participaron en la rebelión Mau Mau contra el dominio británico interpusieran una demanda ante un tribunal en Londres, el gobierno del Reino Unido se vió obligado a admitir que 8.800 expedientes habían sido secretamente enviados a Gran Bretaña procedente de varias de sus colonias poco antes de su independencia.

Se dijo que los archivos habían sido almacenados "irregularmente".

El profesor David Anderson, asesor de los kenianos y catedrático de historia africana en la Universidad de Oxford, dijo que se había logrado progreso en recuperar el "archivo perdido del Imperio Británico", pero añadió que todavía existía una "cultura de secreto" dentro del gobierno.

"El gobierno británico efectivamente mintió acerca de esto en momentos anteriores...esta saga fue a la vez una conspiración colonial y un error burocrático", añadió.

Los 1.200 expedientes a ser diseminados el miércoles conforman el primero de seis grupos de documentos que serán puestos a disposición del público en los Archivos Nacionales antes de noviembre de 2013.

Cubren el periodo entre las décadas de 1930 y 1970 y fueron físicamente llevados al Reino Unido.

El archivo ofrece detalles de como los funcionarios coloniales británicos escogieron algunos expedientes para una "migración" secreta al Reino Unido que, de acuerdo a las instrucciones oficiales, buscaba evitar situaciones embarazosas al gobierno, otros gobiernos o las fuerzas de seguridad. También se incluyeron documentos que podrían comprometer a fuentes de inteligencia.

"Solo para europeos"

Según archivos del ministerio de defensa de Kenia de 1961, los administradores coloniales se inventaron nuevas clasificaciones para impedir que información llegara a los nuevos gobiernos locales.

Por ejemplo, los archivos marcados con una "W" solo podían ser vistos por "un sujeto británico de descendencia europea".

Tony Badger, profesor de historia en la universidad de Cambridge, contratado por el ministerio británico de Relaciones Exteriores para examinar los archivos, dijo que el gobierno estaba revelando "cada documento" que podía, y no simplemente "cada documento de interés". Pero dijo que su difusión había tomado un tiempo excesivo.

Por su parte un vocero de la cancillería británica dijo que el ministro de Relaciones Exteriores William Hague estaba "complacido" con la difusión de los documentos y "comprometido" en lograr que el archivo colonial estuviese "disponible al público en general lo antes posible".