Birmania perdona a un condenado a muerte por razones humanitarias

El presidente de Birmania, Thein Sein, perdonó a un hombre condenado a muerte tras haber sido hallado culpable de colocar una bomba en una celebración tradicional de Año Nuevo en Rangoon hace dos años, ataque en el que murieron diez personas.

El hombre, Phyo Wai Aung, que padece cáncer de hígado y está parcialmente paralizado, fue trasladado al hospital.

Su liberación llega justo días después de que recibiera la visita del enviado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Tomás Ojea Quintana.

Phyo Wai Aung siempre rechazó los cargos en su contra y las organizaciones de derechos humanos dicen que fue torturado y no recibió un proceso justo.