China estrena el gasoducto más largo del mundo

El gasoducto más largo del mundo, con 8.704 kilómetros de canalizaciones, se ha puesto en funcionamiento entre Horgos, en la frontera china con Kazajistán, y las ciudades costeras de Shanghái, Cantón y Hong Kong, según comunicó la Corporación Nacional Petrolera de China (CNPC).

Este oleoducto, el segundo que cruza China de oeste a este, está formado por una línea central con ocho conductos regionales, y permitirá la llegada de gas natural desde Asia Central hasta varias de las ciudades más dinámicas del gigante asiático.

El gasoducto, en el que se han invertido 142.200 millones de yuanes (US$22.570 millones), suministrará a una zona habitada por cerca de 500 millones de personas, informó la CNPC.

La línea contará a partir de este lunes con una capacidad de transporte de unos 30.000 millones de metros cúbicos al año.