A los golpes en la Asamblea de Venezuela

Media playback is unsupported on your device

En una nueva e impactante escalada de la polarización política en el país, legisladores venezolanos se agarraron el martes a los golpes en la Asamblea Nacional.

El incidente, ante las cámaras de televisión que transmitían la sesión, dejó varios heridos.

Varios diputados opositores venezolanos denunciaron que fueron golpeados por oficialistas durante el pleno de la legislatura, sin que las autoridades chavistas de la Asamblea trataran de impedirlo.

El diputado Julio Borges, hizo la denuncia al canal de televisión local Globovisión al que se presentó con la cara ensangrentada y con visibles hematomas.

Los diputados Nora Bracho, César Rincones y Abelardo Díaz hicieron denuncias similares en redes sociales, mientras que la diputada María Corina Machado ofreció una rueda de prensa horas después asegurando haber sido ella también víctima de golpes en el recinto parlamentario.

Sin embargo, diputados del gobierno dijeron que también fueron agredidos.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se refirió a los hechos violentos ocurridos en la Asamblea Nacional. Dijo que no deberían repetirse.

"Eso que sucedió hoy en la Asamblea Nacional… No estamos de acuerdo con la violencia. Hubo una sampablera ahí, nos cuentan que –y sabíamos que la oposición venía a provocar violencia– hubo un cruce muy fuerte de manos, muy fuerte, eso no debe de repetirse”.

"Conversamos personalmente con el compañero Diosdado Cabello (presidente de la Asamblea Nacional). Y él va a tomar las medidas de autoridad y disciplina para que no se repitan hechos como ése”, dijo Maduro.

Previamente en la jornada, la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la Asamblea Nacional había vuelto a negar el derecho de palabra a los diputados de la oposición, una decisión que anunciaron mantendrán hasta que reconozcan a Nicolás Maduro como presidente.

También le suspendieron el pago de sus sueldos.

Las agresiones atribuidas a parlamentarios oficialistas se producen una semana después de que diputado opositor venezolano, William Dávila, también fuese golpeado en la cabeza dentro de la Asamblea Nacional.

"La conciencia no se somete a examen"

En declaraciones a la cadena Globovisión, el diputado Julio Borges entregó este recuento de los hechos.

"Sin mediar palabra, desde atrás como los cobardes nos golpearon el dia de hoy varias personas a varios diputados del (estado) de Táchira, a María Corina (Machado), a Nora Bracho y golpearon a Ismael García", afirmó el diputado quien responsabilizó de las agresiones al presidente de la Asamblea.

"Hay que responsabilizar directamente al señor Diosdado Cabello que encarna el odio, la represión, el fascismo que quiere responsabilizar al resto del país", afirmó Borges.

"Él es quien ordena con gente armada dentro del hemiciclo, con guardaespaldas que están allí dentro del hemiciclo, niega el derecho de palabra porque quiere someter a un examen hasta que nosotros no reconozcamos a Nicolás Maduro", agregó.

Sin embargó apuntó que "la conciencia no se somete a ningún examen" y convocó a sus seguidores a responder de manera pacífica asistiendo a la marcha opositora convocada este miércoles.

"Nos podrán golpear como lo han hecho, nos podrán meter en la cárcel, nos podrán matar pero los principios no se venden los ideales no se venden y estos golpes a nosotros los que nos dan es más fuerza para luchar por un país distinto", apuntó Borges quien asegura que es la tercera vez que le golpean.

El oficialismo responsabiliza a la oposición

Por su parte, el diputado del PSUV Pedro Carreño indicó en una rueda de prensa posterior a los hechos que "no puede utilizarse la tribuna parlamentaria para alentar vientos de guerra".

El diputado oficialista agregó que el golpe al diputado Julio Borges se produjo como consecuencia de otra agresión y denuncio que varios legisladores de sus filas fueron golpeados.

"Si yo estoy aquí tranquilo y tú me vienes a atacar, yo te voy a responder y vas a salir con un ojo morado. Y el violento vas a ser tú, porque yo estaba tranquilo. Así se explica", dijo.

Además, lamentó que la bancada opositora desconozca "la voluntad del pueblo soberano expresada el 14 de abril" en las elecciones y que desconozca al poder electoral.

Por su parte, su compañera de filas, la diputada Odalis Monzón también denunció haber sido golpeada y dijo que los hechos fueron "encabezados por el candidato perdedor".

"Hoy fuimos varias diputadas y diputados que fuimos golpeados. Hoy me tocó a mi llevar los golpes de la revolución. Hoy me tocó defender el legado del comandante" , agregó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.