Birmania: nuevo brote de violencia entre budistas y musulmanes

Un soldado de pie al lado de monjes budistas
Image caption La tensión escala en Birmania tras la violencia sectaria.

Multitudes budistas atacaron propiedades musulmanas y una mezquita en Oakkan, un pueblo al norte de la ciudad más grande de Birmania -y antigua capital-, Rangún.

La policía dijo que grupos de budistas habían roto ventanas y saquearon tiendas después de que informes recogieran que una mujer musulmana había chocado con un joven monje budista mientras caminaba por la calle.

Un portavoz dijo que la policía abrió fuego para tratar de dispersar a la multitud en la ciudad de Oakkan, a unos 100 kilómetros de Rangún.

"Hubo algunos ataques a la mezquita al lanzar con piedras. No se reportaron víctimas", dijo un oficial de policía a la agencia de noticias francesa AFP.

40 personas murieron en enfrentamientos entre las dos comunidades en el centro de Birmania el mes pasado, y miles de musulmanes fueron expulsados de sus hogares.

Vea también: Impactante video ilustra violencia étnica en Birmania.

Contenido relacionado