Peña Nieto y Obama piden una relación que no sea "monotemática"

Barack Obama y Enrique Peña Nieto
Image caption Los dos mandatarios destacaron que la relación es "multitemática"

Los presidentes de México y Estados Unidos, Enrique Peña Nieto y Barack Obama, coincidieron en que la relación entre ambos países no puede limitarse sólo al tema de seguridad.

En conferencia de prensa al concluir su primer encuentro, el mandatario mexicano dijo que, sin olvidar la colaboración que existe en el combate a la delincuencia, la agenda común debe ser más amplia.

“No queremos una relación monotemática sino multitemática”, señaló Peña Nieto.

La reunión de los presidentes se realizó después de varios días en que medios estadounidenses y mexicanos insistieron en que la Casa Blanca no parecía conforme con la estrategia de su vecino contra el crimen organizado.

En este punto, Peña Nieto dijo que su gobierno combatirá a los delincuentes "bajo cualquier modalidad", aunque el énfasis de la estrategia mexicana es reducir la violencia.

Barack Obama respaldó al presidente mexicano. "Es natural que una nueva administración esté buscando acercarse cuidadosamente al problema”, indicó. "Anticipamos que habrá una fuerte cooperación" a la estrategia .

Juan Carlos Pérez Salazar, corresponsal de BBC Mundo en México, dijo que en lo dicho tanto por Peña Nieto como por Obama se nota un afán por "desnarcotizar" -al menos en el discurso- las relaciones bilaterales y presentarlas dentro de un espectro más amplio, especialmente económico.

Economía y comercio

La mayor parte de la rueda de prensa estuvo dedicada a destacar aspectos como la creación de un grupo de alto nivel para "potenciar la relación económica y de comercio que tenemos", según indicó Peña.

En este grupo, que iniciará sus tareas en el otoño de este año, participará el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, e integrantes del gabinete de Peña Nieto.

Otro de los acuerdos fue crear un foro bilateral sobre educación superior, así como aplicar acciones conjuntas para aumentar la seguridad en la frontera común. Ambos presidentes dijeron estar buscando una "frontera del siglo XXI".

Sobre el tema de la reforma migratoria en Estados Unidos -otro de los puntos candentes de la relación entre los dos países es la inmigración-, el mandatario mexicano se limitó a decir que, aunque interesa a su país, es un tema interno de EE.UU.

Nuestro corresponsal destacó que Enrique Peña Nieto prestó más oídos a quienes aconsejaban no tocar mucho el tema para no causar resquemor en Estados Unidos -especialmente a los republicanos- que a quienes lo han criticado por no intervenir más abiertamente en un punto vital para muchos mexicanos.

Este jueves en la noche los dos mandatarios tendrán una cena privada en la residencia presidencial oficial de Los Pinos.

El viernes en la mañana Barack Obama pronunciará un discurso en el Museo de Antropología en el que -anunció- hablará más del tema de la reforma migratoria. Y a comienzo de la tarde viajará a Costa Rica, donde se encontrará con los seis presidentes de la región en el marco de una reunión del Sistema de Integración Centroamericana, Sica.

Contenido relacionado