El Salvador: le negaron un aborto pero le permitirán una cesárea

Manifestación por aborto
Image caption El caso de "Beatriz" ha encendido la polémica en El Salvador.

Autoridades en El Salvador aceptaron que, mediando una recomendación de los médicos, se le practique una cesárea a Beatriz, la mujer a la que le fue rechazada su petición de realizarse un aborto terapéutico para salvar su vida.

La joven embarazada de 22 años indicó que sus médicos le practicarán el procedimiento la próxima semana. La ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, había hablado en un principio de un parto inducido, pero luego indicó que una cesárea es una solución aceptable.

"Está bien claro que en este momento la interrupción del embarazo ya no es un aborto, es un parto inducido", explicó a la prensa la ministra.

Beatriz ya superó las 20 semanas de embarazo (a partir de las cuales ya no se considera aborto).

La funcionaria aseveró que proteger la vida de la embarazada es "un factor decisivo".

La Corte Suprema de El Salvador había rechazado el miércoles la petición de la joven de interrumpir su embarazo debido a que padece varias enfermedades y su bebé no tiene cerebro.

Lea también: por qué le negaron el aborto

"Yo quiero vivir"

Image caption Beatriz con sus parientes en la celebración de sus 15 años. Foto: Cortesía El Faro

Esta mujer había implorado que le permitieran someterse a un aborto, pues esperar al nacimiento del bebé representaba un riesgo mortal para ella, que ya tiene un hijo de 13 meses.

"Yo quiero vivir, por mi otro hijo que tengo", declaró a El Faro, principal medio digital de El Salvador, aunque en el fondo comparte el criterio legal del país de rechazo al aborto.

"Yo pienso que está mal... es que si él viniera bien, yo me arriesgaría la vida a tenerlo así como tuve el primero... pero este niño... dicen que viene sin cerebro y que no va a vivir, entonces... lo mejor es que lo saquen".

Independientemente de la decisión del gobierno, éste ya recibió una orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de permitir el aborto terapéutico para salvarle la vida.

Dada la condición de salud de Beatriz, se le recomendó no embarazarse y de hecho, su primera gestación no fue nada fácil. Pero el niño está sano y ella decidió no esterilizarse porque "uno siempre piensa que quiere tener hijos más adelante".

Desde 1973, El Salvador castigaba el aborto pero lo permitía cuando el embarazo era resultado de una violación, el bebé traía malformaciones o madres como Beatriz estaban en riesgo de morir. Eso cambió en 1998 y desde entonces, El Salvador es uno de los cinco Estados que prohíbe cualquier tipo de aborto.

Lea también: "Yo quiero vivir, por mi otro hijo"

Lo que dice la gente

Image caption No sólo en El Salvador, sino en otros países, como en México, se produjeron manifestaciones.

Al igual que dentro de la sociedad salvadoreña, entre los lectores de BBC Mundo hay opiniones muy encontradas.

Mientras una hondureña opina "si se sabe de antemano que cualquiera de los dos puede morir, es preferible el aborto, ya que esta en juego la vida de ellos", una panameña dice "matar al bebé no asegura la vida de la madre y siempre hay la posibilidad de luchar por la vida de ambos".

También algunas opiniones critican duramente el papel de la Iglesia: "realmente el fanatismo religioso alcanza niveles de simple y pura infamia, pero nada sorprende cuando esa gente defiende a dictaduras genocidas o a violadores con sotana", sentencia un lector argentino.

Y es que en estos casos no parece haber un término medio. La palabra "vida" es la más popular entre quienes dieron su opinión a través de las redes sociales, seguida por "derecho" y "madre", aunque obviamente también destaca "aborto", que es en este caso el centro de la discusión.

Lea también: lo que opinan los lectores del caso de Beatriz

Contenido relacionado