Nicaragua: desalojan a cientos de ancianos que protestaban por pensiones

Protestas de ancianos por una pensión reducida en Nicaragua en julio de 2012
Image caption Desde hace tres años los manifestantes piden un pensión reducida de US$125 al mes. (foto archivo)

Cientos de ancianos que protestaban por una pensión básica en Managua, Nicaragua, fueron desalojados por la policía, según informes.

Los manifestantes mantenían desde el lunes una protesta en las afueras de la sede del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Los ancianos fueron trasladados a centros asistenciales "para pasar chequeo médico preventivo, recibir alimentación y las atenciones necesarias, sin que se haya registrado ningún incidente", dijo a la prensa local el portavoz policial Fernando Borge. El vocero dijo que, tras el chequeo médico, trasladaron a los ancianos a sus domicilios.

Sin embargo, en declaraciones a periodistas, dirigentes de los ancianos denunciaron que fueron desalojados en horas de la madrugada, bajo amenazas y reducidos con las manos hacia atrás, con métodos utilizados contra delincuentes.

El diario La Prensa señala que uno de los manifestantes, de 77 años, resultó herido por una patada de un oficial de policía.

Varios jóvenes que apoyaban a los adultos mayores fueron detenidos.

Los manifestantes, miembros de la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM), piden que se apruebe una pensión reducida de vejez, equivalente a unos US$125 mensuales, además de derecho a servicios médicos y medicinas, entre otros reclamos.

El presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, el diputado oficialista Gustavo Porras, ha dicho que esas pensiones representan unos US$12,8 millones de dólares y no están dentro del presupuesto del INSS.

En Nicaragua viven 25.000 ancianos que no lograron alcanzar el número mínimo de 750 semanas de cotizaciones que establece la ley, pero son mayores de 60 años y tienen al menos 250 semanas de cotizaciones, por lo que reclaman una pensión reducida, según datos de UNAM.

Los manifestantes han venido convocando a marchas y protestas desde 2010 para demandar la pensión reducida de vejez al INSS.

Contenido relacionado