Avión de Evo Morales desviado a Viena

Media playback is unsupported on your device

El gobierno de Bolivia denunció que Francia y Portugal, entre otros países europeos, prohibieron el sobrevuelo en sus espacios aéreos y el aterrizaje en sus territorios del avión presidencial boliviano, por sospechas de que el exfuncionario de inteligencia estadounidense Edward Snowden se encontrara a bordo.

Morales regresaba a su país proveniente de Moscú, donde asistía a una cumbre de países exportadores de gas.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, atribuyó el incidente a informaciones infundadas y mal intencionadas, que tildó de "mentira".

Denunció una violación a los derechos de tráfico aéreo y discriminación al presidente Evo Morales, cuya vida "se puso en riesgo".

El avión finalmente aterrizó en Viena donde las autoridades de Austria confirmaron que Snowden no estaba abordo.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption David Choquehuanca protestó en un mensaje televisado a la Nación.

Snowden está buscando asilo en varios países para evitar la extradición a Estados Unidos, donde está acusado por haber filtrado secretos de inteligencia.

En la mañana del miércoles el presidente de Austria, Heinz Fischer, anunció que Morales partirá "dentro de poco" del aeropuerto de Viena.

Tras reunirse con Morales, dijo que "se han cumplido" todas las condiciones para que el avión presidencial pueda reiniciar su viaje.

Lea también: Snowden pidió asilo a 21 países

Solicitud de asilo

Derechos de autor de la imagen reuters
Image caption Evo Morales está en Viena a la espera de reiniciar su viaje a Bolivia.

"No sabemos nosotros quién se ha inventado esta soberana mentira, pero queremos denunciar a la comunidad internacional esta injusticia con el avión del presidente", expresó Choquehuanca.

Morales había estado en Moscú, donde el exanalista de inteligencia se encuentra en el área de tránsito de un aeropuerto desde hace más de una semana.

El martes, ocho países rechazaron la solicitud de asilo de Snowden, incluidos Austria y España. En varios casos, la razón esgrimida por los gobiernos es que los solicitantes tienen que estar en el territorio del país.

Lea: ¿Se echó para atrás Ecuador con Snowden?

El presidente Morales había dicho a la televisión rusa que Bolivia todavía "no ha habido ningún pedido oficial de asilo político" de Snowden, aunque si éste lo enviara, sería considerado.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien estuvo con Morales en la cumbre de países exportadores de gas, afirmó que él tampoco había recibido una solicitud de asilo, pero expresó su respaldo a Snowden, al decir que "merece la protección del mundo" de Estados Unidos.

Le dijo a la BBC que "Snowden está siendo perseguido en el mundo sin ninguna razón, en el sentido de que él no ha lanzado un misil ni ha matado a nadie" y que "merece la protección del derecho humanitario internacional".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La situación de Snowden complica cada vez más las relaciones internacionales.

Snowden retiró su solicitud de asilo a Rusia después de que el presidente Vladimir Putin señaló que solo podría quedarse con la condición de que dejara de perjudicar a los "socios estadounidenses" de Rusia con sus filtraciones, según dijo el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov.

También confirmó que el fugitivo, de 30 años de edad, aún no ha entrado en territorio ruso y permanece en el área de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétievo, donde se supone que está desde que llegó de Hong Kong el 23 de junio.

Austria, Brasil, Finlandia, India, Irlanda, Noruega, Polonia, España y Suiza han rechazado el asilo de Snowden, mientras que la solicitud a Bolivia, China, Cuba, Ecuador, Alemania, Islandia, Italia, Holanda y Nicaragua está pendiente. No se ha confirmado su pedido a Francia y Venezuela.

Indignación

Evo Morales declaró a la agencia EFE que "para nada" había hablado de Snowden con Putin durante su permanencia en Moscú.

"El presidente boliviano ha sido secuestrado hoy por el imperialismo", afirmó su vicepresidente Álvaro García Linera desde La Paz.

Por su parte, el ministro de Defensa boliviano, Rubén Saavedra, que acompaña a Morales en el viaje, declaró en una rueda de prensa en el aeropuerto de Viena que Bolivia acudirá a "los foros internacionales" para denunciar a los gobiernos que "han vulnerado las normas de derecho de tránsito aéreo".

La cancillería boliviana anunció que llamará a consultas a los embajadores de Francia y Portugal en La Paz.

Según una periodista en el aeropuerto austriaco que estuvo al lado de Morales, el presidente boliviano estuvo en contacto con la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y otros líderes de la región para coordinar una respuesta a lo ocurrido.

En su cuenta de Twitter, Fernández de Kirchner publicó una serie de mensajes de apoyo y con información respecto a la situación de su par boliviano.

En uno dice: "Hablo con Pepe (José Mujica, presidente de Uruguay). Está indignado. Tiene razón. Es todo muy humillante. Me vuelve a hablar Rafa (Rafel Correa, presidente de Ecuador)".

En su propia cuenta de Twitter, Correa, escribió: "¡Increíble! ¡Niegan ingreso a espacio europeo de avión de Evo Morales! ¿Y después nos hablan de cumbres EU-AL? ¡A reaccionar Patria Grande!".

En otro mensaje, Correa dijo "¡Nuestra América no puede tolerar tanto abuso! Lo que es con Bolivia, es con todos".

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, anunció que pedirá una reunión extraordinaria de ministros de Asuntos Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas para tratar este caso.

Cuba, entretanto, calificó el incidente como un "acto inadmisible, infundado y arbitrario" que "ofende a toda la América Latina y el Caribe".