Rudd: solicitantes de asilo que lleguen por bote a Australia no se quedarán en el país

Kevin Rudd, primer ministro de Australia
Image caption Kevin Rudd visitó esta semana Papúa Nueva Guinea.

El primer ministro de Australia, Kevin Rudd, dijo que su país no volverá a permitir que solicitantes de asilo que llegan en botes o balsas se queden en territorio australiano.

Como parte de su nueva política de inmigración, Rudd indicó que las personas que se consideren refugiadas se radicarán en Papúa Nueva Guinea.

Rudd indicó que tiene una responsabilidad para garantizar que Australia tenga un sistema robusto de seguridad fronteriza al tiempo que cumpla con sus obligaciones en el marco de la convención de refugiados.

El anuncio fue hecho en compañía del primer ministro de Papua Nueva Guinea, Peter O’Neill.

El año pasado, Australia reabrió un controversial centro para inmigrantes en la isla de Manus en Papúa Nueva Guinea en un intento por frenar un sostenido flujo de inmigrantes irregulares que viajaban por mar hacia Australia.

Las Naciones Unidas señalaron que dicha instalación no reunía los estándares internacionales.

La presión ejercida por el ente multilateral hizo que Australia sacara a los niños y a sus familias del lugar. Actualmente, sólo hombres solteros que buscan asilo son detenidos en esa infraestructura.

Contenido relacionado