México busca evitar muerte por horca a tres mexicanos en Malasia

Los hermanos González Villareal son trasladados al tribunal en Malasia
Image caption Los hermanos González Villareal fueron apresados en 2008 con una carga de anfetaminas.

El gobierno de México lamentó "la imposición de la pena de muerte en contra de los hermanos Gonzalez Villareal" por narcotráfico en Malasia, y anunció que se asegurará de que "se agoten los recursos legales" para tratar que sea revocada.

Este miércoles, la Corte de Apelaciones de Malasia ratificó la pena capital contra los hermanos Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal, originarios del estado de Sinaloa.

La Cancillería mexicana reiteró que el país por principio "mantiene una posición contraria a la pena de muerte" y señaló que seguirá activamente el proceso contra sus ciudadanos, quienes fueron arrestados el 4 de marzo de 2008 en la ciudad de Jahor.

Los tres hermanos enfrentaron "cargos de tráfico, producción y distribución de narcóticos" tras ser detenidos con 29 kilogramos de metanfetaminas valorados en US$15 millones de dólares.

Al grupo, que insiste en su inocencia y asegura que no le ha dado la asistencia lingüística necesaria para afrontar el juicio, solo le queda una apelación ante el Tribunal Federal y en última instancia buscar el perdón real.

Malasia tiene una de las leyes antidrogas más severas de Asia que incluye la pena capital para grandes delitos de narcotráfico.