Chile: hallan culpables a acusados por el crimen de Daniel Zamudio

cartel recordanto a daniel zamudio, joven homosexual chileno asesinado en 2002
Image caption El asesinato de Zamudio destrabó una vieja ley antidiscriminación que consideraba el Congreso.

Cuatro hombres han sido hallados culpables de asesinato en primer grado de Daniel Zamudio, un joven homosexual al que atacaron y torturaron a principios de año pasado en un parque de Santiago, un acto que llevó al Congreso chileno a aprobar una ley contra crímenes de discriminación.

El juez Juan Carlos Urrutia, que presidió el tribunal de Santiago que conoció la causa, al determinar la culpabilidad de los cuatro acusados, aseguró que estos mostraron una “extrema crueldad” y una “total falta de respeto por la vida humana”. La sentencia se conocerá el 28 de octubre. La fiscalía pide penas que van desde los ocho años hasta cadena perpetua.

El 3 de marzo del 2012 Zamudio fue interceptado por el grupo que lo quemó con cigarrillos, le rompieron botellas en el cuerpo, le dibujaron esvásticas en la piel con cuchillos y finalmente le rompieron la pierna derecha con una roca para dejarlo abandonado en un céntrico parque de la capital chilena.

“Nada puede cambiar el tremendo dolor que han sufrido los familiares de Daniel. Pero no hay duda que alguna tranquilidad ha llegado hoy a sus corazones. Es la tranquilidad que viene con la justicia”, dijo la portavoz de la presidencia chilena Cecilia Pérez.

Ley antidiscriminación

Si bien el caso Zamudio conmocionó a la sociedad chilena, no se trató de una situación aislada. Por ejemplo, en junio de 2011, la transgénero Sandy Iturra había sido agredida en Valparaíso, pero poco a poco fue quedando en el olvido.

"El gobierno me dejó totalmente de lado, yo quiero tratar de aprender algo, de estudiar algo, me gusta prepararme, y no se me da la oportunidad", le dijo a BBC Mundo poco después de la muerte de Zamudio, en junio de 2012.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) dictó en marzo pasado una inédita condena contra el Estado de Chile por discriminación, ante el caso de una jueza a quien se le quitó la custodia de sus hijas por ser lesbiana.

Al menos el caso de Zamudio sí que al menos sirvió para destrabar la ley antidiscriminación que llevaba siete años trabada en el Congreso.

La norma sanciona actos arbitrarios por orientación sexual, raza o religión fue promulgada por el presidente Sebastián Piñera como "un paso fundamental para construir juntos una sociedad más tolerante e inclusiva".

Cuando se aprobó la ley, Rolando Jiménez, presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), la calificó de un justo beneficio para quienes hoy están desprotegidos.

"La ley incorpora la no discriminación por identidad de género, está expresamente señalado y dimos una tremenda pelea para ello", le dijo en su momento a BBC Mundo.

"Sin duda es un avance histórico, aunque suene a lugar común, porque en términos estrictos es la primera herramienta que tienen los ciudadanos y ciudadanas en Chile para defenderse de la discriminación arbitraria", manifestó.

Contenido relacionado