Clarín pierde su batalla contra el gobierno de Argentina

Pancarta contra Clarin en Buenos Aires

La Corte Suprema de Justicia de Argentina falló a favor de la constitucionalidad de la Ley de Medios, una de las normas más polémicas promovidas por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que podría afectar fuertemente la composición del Grupo Clarín, el principal grupo de medios del país.

La ley, sancionada hace cuatro años, reduce de 24 a 10 la cantidad máxima de licencias audiovisuales que puede poseer un solo dueño, algo que impactará directamente la estructura del Grupo Clarín, el mismo que mantiene un enfrentamiento abierto con el gobierno desde 2008.

La norma estuvo suspendida por la Justicia luego de que el Grupo Clarín -el más afectado- impugnara cuatro de sus artículos al considerarlos anticonstitucionales, algo rechazado por la Corte este martes.

“No hay en la causa una prueba de que exista una violación de la libertad de expresión derivada de la ley”, anunció la Corte en contra de lo argumentado por el mayor conglomerado mediático del país.

“Es legítima una ley que fije límites generales a priori, porque de esa manera se favorece la libertad de expresión al impedir la concentración en el mercado”, se lee en el resumen del fallo, que también hace referencia a las pérdidas económicas que conllevaría para Clarín deshacerse de sus medios.

Image caption Un grupo de manifestantes se concentró afuera de la Corte Suprema para expresar su apoyo a la Ley de Medios.

“No ha sido acreditado que el régimen de licencias que establece la ley ponga en riesgo su sustentabilidad económica”, reza el texto.

La Corte también hace referencia a que este tipo de regulaciones es una práctica "internacionalmente difundida y aceptada".

Igualmente los ministros de la máxima corte argentina aclaran que los medios públicos no deben servir al interés de un partido o gobierno y que la ley deberá ser aplicada en condiciones de igualdad.

Victoria gubernamental

Según la periodista de BBC Mundo en Argentina, Veronica Smink, el fallo de la Corte es visto como un fuerte triunfo del gobierno en su batalla con Clarín.

“Da certidumbre definitiva sobre un tema que se había debatido en su momento y que estaba pendiente”, dijo el gobernador de la provincia de Buenos Aires, el aliado de la presidenta Daniel Scioli.

El anuncio de la Corte se produjo dos días después de que el gobierno sufriera un importante revés en las elecciones legislativas del domingo.

En esta ocasión, simpatizantes y militantes del kirchnerismo rompieron en júbilo en las redes sociales este martes, celebrando la decisión judicial.

El presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Martín Sabatella, dijo que “no es un triunfo sólo del gobierno; es un triunfo de la democracia, de la libertad, del pluralismo".

Mientras, tras conocerse el fallo, las acciones de Clarín cayeron un 6% y la Bolsa de Comercio suspendió la cotización del grupo en bolsa.

Largo camino

Image caption El gobierno argentino se queja de la manera como Clarin presenta las informaciones.

En diciembre del año pasado, el juez de primera instancia Horacio Alfonso falló a favor del gobierno al declarar que la Ley de Medios es constitucional, oponiéndose así al pedido del Grupo Clarín.

Sin embargo, en abril de 2013 la Cámara Civil y Comercial Federal declaró inconstitucionales dos de los artículos impugnados por Clarín.

Por eso, se esperaba el fallo de la Corte Suprema para definir si la ley puede ser aplicada.

A nivel internacional, la norma había recibido el apoyo de Frank La Rue, relator para la Libertad de Expresión de Naciones Unidas.

Pero fue fuertemente cuestionada por organizaciones internacionales de editores o de libertad de expresión, como la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Uno de los artículos impugnados, el 161, obliga a los grupos mediáticos a deshacerse de todas aquellas licencias de radio y televisión que excedan el máximo previsto por esta norma en un plazo de un año y existe controversia respecto a si ese plazo de desinversión ya caducó, lo que obligaría al Grupo Clarín a adecuarse a la norma de inmediato.

La Ley de Medios obligará al multimedios a deshacerse de al menos dos de sus 12 canales de radio y TV y limitará fuertemente el alcance de su principal negocio, la empresa de TV por cable Cablevisión.

En 2005, el entonces presidente Néstor Kirchner (2003-2007) había extendido las licencias audiovisuales de Argentina (incluidas las de Grupo Clarín) hasta 2015. Sin embargo, uno de los artículos avalados por la Corte Suprema este martes (el 48) impide argumentar “derechos adquiridos” sobre licencias obtenidas antes de la sanción de la ley.

En 2007, en su última semana en el poder, Kirchner también autorizó la fusión de Multicanal y Cablevisión, convirtiendo a esta última en la principal operadora de cable del país, algo que, según los críticos del gobierno, demuestra la intencionalidad política de la Ley de Medios.

Contenido relacionado