Cuba relaja restricciones para otorgar préstamos a pequeñas empresas

El gobierno cubano flexibilizó este sábado las restricciones para otorgar préstamos, con el fin de incentivar a los habitantes de la isla a iniciar negocios privados.

Los cubanos ahora podrán pedir préstamos por montos más pequeños -el mínimo se redujo de 3.000 a 1.000 pesos (unos US$40)- y pagarlos en más tiempo, pues los plazos de cancelación aumentaron de cinco a 10 años.

Desde que el presidente Raúl Castro puso en marcha la política crediticia en diciembre de 2011, sólo unas 550 personas han solicitado dinero para invertir en un negocio.

Según la corresponsal de la BBC en La Habana, Sarah Rainsford, desde que el gobierno comenzó a ofrecer oportunidades para los negocios privados, unas 440.000 personas han solicitado licencias de funcionamiento. Sin embargo, quienes han pensado en negocios más grandes -restaurantes, gimnasios y salones de belleza- parecieran estar recibiendo dinero de sus familias en el exterior.

Contenido relacionado