México: gobierno y autodefensas firman acuerdo

Image caption Las autodefensas anunciaron su conformación en febrero de 2013.

Los líderes de los vigilantes comunitarios del estado mexicano de Michoacán, conocidos como autodefensas, firmaron este lunes un acuerdo con las autoridades locales y nacionales para la institucionalización de ese grupo armado, informaron las autoridades.

Según un comunicado emitido por la Secretaría de la Gobernación de México, el acuerdo de ocho puntos fue suscrito por el gobierno federal y del estado de Michoacán y tiene como propósito "que estos grupos se incorporen a la normalidad institucional" y "reconstruir la tranquilidad y el orden públicos desde un enfoque integral" en las áreas de actuación de las autodefensas.

"Estos cuerpos serán temporales y estarán bajo el mando de la autoridad en los términos de las disposiciones aplicables", señala el comunicado que abre la posibilidad de que los miembros de las autodefensas puedan formar parte de los cuerpos de policía municipal para defender sus comunidades, como "cuerpos de defensa rural".

El acuerdo también contempla que los líderes de las autodefensas presenten una lista con todos los nombres de sus integrantes y que registren sus armas ante la Secretaría de la Defensa Nacional.

En el anuncio del acuerdo, en el que estuvieron presentes el recién nombrado zar de seguridad para Michoacán, Alfredo Castillo, el gobernador del estado, Fausto Vallejo, y los líderes de las autodefensas Estanislao Beltrán e Hipólito Mora, se realizó en la población michoacana de Tepalcatepec.

También se hicieron presentes representantes de las comunidades afectadas y de la sociedad civil.

Un año de accionar

El corresponsal de BBC Mundo en México, Juan Carlos Pérez Salazar, indicó que el lugar escogido para el anuncio del acuerdo tiene sentido simbólico: fue en Tepalcatepec que se anunció, hace exactamente un año, la conformación de estos grupos para combatir al cartel de los Caballeros Templarios, al que acusan de amenazas, extorsión y asesinatos generalizados.

Desde entonces, en un avance constante, las autodefensas han tomado el control de once municipios y decenas de pequeñas poblaciones.

También -agrega el corresponsal- se han convertido en una piedra en el zapato para el gobierno de Enrique Peña Nieto. Las autodefensas parecen contar con el apoyo de sectores de la población y de la opinión pública, que las ven como una respuesta lógica y adecuada ante los abusos del cartel de los Templarios.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Hipólito Mora, uno de los líderes de las autodefensas, estuvo en la firma del acuerdo.

Sin embargo, los críticos han dicho que el Estado está cediendo una de sus principales atribuciones -el uso de la fuerza para combatir la delincuencia- y advierten sobre la posibilidad de que las autodefensas se conviertan en un "monstruo" incontrolable y recuerdan lo que ocurrió en Colombia con los paramilitares.

Según Pérez Salazar, después de casi un año de ayudarles al menos por omisión y dejarlas avanzar, hace dos semanas el ejército intentó desarmar un grupo de autodefensas en la población de Antúnez, lo que provocó un confuso incidente -existen varias versiones al respecto- en el que murieron al menos dos personas.

Luego de esto, a la vista de los medios internacionales y locales que llegaron a la región, el gobierno envió centenares de militares y policías federales a Michoacán. Uno de los lugares en los que se establecieron fue Apatzingán, la población que- según las autodefensas- es el fortín y centro de operaciones de los Caballeros Templarios.

Los movimientos de las autodefensas dibujan una pinza en torno a Apatzingán.

Lea también: Viaje al centro de la guerra en Michoacán

Auditoría

Según lo revelado por los medios en torno al acuerdo anunciado este lunes, las autodefensas no seguirán su avance por territorio michoacano hasta que estén legalizadas.

Entre los ocho puntos de acuerdo también se contempla hacer auditorías de uso de recursos públicos en los municipios involucrados en el conflicto.

Asímismo, la Secretaría de la Defensa Nacional se comprometió a dotar a las autodefensas de "las herramientas necesarias para su comunicación, traslado y operación".

Luego de lo ocurrido en Antúnez -recordó el corresponsal- las autodefensas habían dicho que no abandonarían las armas hasta que no se detuviera a los principales líderes de Los Caballeros Templarios.

El acuerdo entre las autodefensas y el gobierno se conoció poco después de que las autoridades anunciaran la detención de Dionisio Loya Plancarte, alias "El Tío José", uno de los cinco principales líderes del cartel de Los Caballeros Templarios.

Lea: Arrestan a líder de los Caballeros Templarios

Contenido relacionado