Mexicano es sentenciado a 30 años por la muerte de agente fronterizo estadounidense

Brian Terry

Fuente de la imagen, AP

Pie de foto,

Brian Terry fue asesinado el 14 de diciembre de 2010.

El mexicano Manuel Osorio Arellanes fue condenado este lunes a 30 años de prisión por el asesinato del agente fronterizo estadounidense Brian Terry en 2010, una muerte que ha sido vinculada a la fallida operación de contrabando vigilado de armas conocida como "Rápido y Furioso".

Oriundo de la ciudad de El Fuerte, en el estado de Sinaloa, Osorio es el único acusado en el homicidio de Terry, cuya familia viajó a Arizona para escuchar el veredicto.

El juez David C. Bury fue el encargado la sentencia de 360 meses con crédito por el tiempo servido.

Osorio usó una de las armas que habían sido enviadas por agentes estadounidenses en una operación encubierta que buscaba penetrar las redes de contrabando que suministran armas a grupos narcotraficantes mexicanos.

La operación "Rápido y furioso" fue clausurada tras haberse perdido la pista de cientos de esas armas y actualmente el Congreso investiga la responsabilidad del gobierno en el fracaso del plan.