Obama analiza "todas las opciones" para detener avance insurgente en Irak

Barack Obama Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que está analizando la situación en Irak para tomar las medidas correspondientes. EE.UU., invadió Irak en 2003.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió este jueves que está considerando "todas las opciones" para frenar el avance del grupo llamado El Estado Islamista de Irak y Levante (ISIS, por sus siglas en inglés) en el país asiático.

Desde el pasado martes, militantes del ISIS ya han tomado dos importantes ciudades de Irak, entre ellas Mosul, la segunda más grande del país.

Y la situación se agravó este jueves cuando se conoció que los miembros del ISIS se encuentran solo a 160 kilómetros de la capital, Bagdad.

Obama dio las primeras declaraciones sobre la situación en Irak después de una reunión con el primer ministro australiano.

El presidente de EE.UU., agregó que que Irak va a necesitar asistencia adicional por parte de su país para hacer retroceder el avance de los militantes del ISIS.

Sin embargo Obama no aclaró que tipo de asistencia será provista. También señaló que está pendiente de la situación en este país y "puedo asegurar que los insurgentes van alcanzar sus objetivos".

El papel de la ONU

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Militantes del ISIS ya han tomado Mosul y Tikrit.

Mientras tanto, en Nueva York, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, está reunido a puertas cerradas analizando la situación iraquí.

Desde horas del mediodía, los representantes de los quince países miembros del Consejo escuchan el informe que les presenta vía video desde Bagdad el representante especial de la ONU, Nickolay Mladenov.

Sin embargo, no está claro qué acción puede adoptar el Consejo para tratar de estabilizar las cosas en el terreno.

La víspera, el Consejo condenó en los “más fuertes términos” la toma de las ciudades de Mosul y Tikrit por parte del ISIS y denunció los que calificó como “ataques terroristas perpetrado contra el pueblo de Iraq en un intento por desestabilizar el país y la región”.

Los años del conflicto

Según explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, las declaraciones de Obama responden a la creciente presión que ha sentido el gobierno en los últimos días para responder a la crisis en un país particularmente importante en la política exterior de Estados Unidos.

Tras una intervención militar de casi nueve años, Obama retiró a finales de 2011 a sus últimos soldados de Irak. Más de 1,5 millones de estadounidenses prestaron servicio en ese país, más de 30.000 resultaron heridos y casi 4.500 murieron.

Este miércoles, varios senadores del Partido Republicano le habían solicitado al presidente Obama que interviniera en la crítica situación de Irak.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, pidió a Obama que "se implique en Irak y actúe antes de que sea demasiado tarde".

"Lo que debemos hacer es proveer el equipo y asistencia técnica que los iraquíes necesitan, este problema se venía venir, (los rebeldes) están a 160 kilómetros de Bagdad ¿Y qué está haciendo el presidente? Echándose una siesta", dijo a varios medios el congresista.

Y añadio: "Estados Unidos tiene y seguirá teniendo un interés nacional vital en Irak, pero el progreso que se ha hecho allá está claramente en riesgo”.

Contenido relacionado