Hamas niega haber asesinado a adolescentes israelíes

.Frenkel, Shaar y Yifrach Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Los tres jóvenes fueron vistos por última vez el 12 de junio en Cisjordania

El grupo palestino Hamas, que controla Gaza y es parte del gobierno de unidad de los territorios palestinos, negó radicalmente estar involucrado en el presunto secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes, cuyos cuerpos aparecieron el lunes.

Israel acusa a Hamas de haber secuestrado y asesinado a los jóvenes.

Al comienzo de una reunión del gabinete de seguridad israelí, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, aseguró que los tres jóvenes fueron "secuestrados y muertos a sangre fría por animales", y prometió: "Hamas pagará".

Pero el portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri, le dijo a la agencia de noticias AFP que cualquier acción iniciada por Israel "abriría las puertas del infierno".

Desaparición

El lunes el ejército israelí informó que fueron hallados los cuerpos sin vida de los tres adolescentes israelíes que habían desaparecido en Cisjordania a comienzos de junio.

Naftali Frenkel y Gilad Shaar, de 16 años, y Eyal Yifrach de 19 fueron vistos por última vez cerca de Hebrón al borde de la carretera haciendo dedo. Los jóvenes vivían en asentamientos israelíes en territorios palestinos.

Un vocero del ejército dijo que los cuerpos estaban en una cantera cerca de la villa de Halhul.

La desaparición de los jóvenes ocurrió en medio de un clima de tensión, tras el anuncio de un acuerdo entre Hamas y Al Fatah para un gobierno de unidad de los territorios palestinos, el cual comenzó a regir a principios de junio.

Tras la desaparición, Israel lanzó la mayor ofensiva sobre Cisjordania vista desde la segunda intifada. Según las cifras del gobierno palestino, ocho palestinos resultaron muertos, además de cientos de heridos y detenidos durante las dos semanas de redadas.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Este incidente puede agravar las ya tensas relaciones entre israelíes y palestinos.

Profundo dolor

Las fuerzas de seguridad israelíes establecieron barricadas y bloquearon zonas completas alrededor de Halhul, a pocos kilómetros del lugar donde se vio a los adolescentes por última vez.

El ministro de Economía israelí Naftali Bennett escribió en la red social Facebook: "Los asesinos de menores y aquellos que los dirigen no pueden ser perdonados. Es el momento de la acción, no de las palabras".

El todavía presidente de Israel, Shimon Peres, -quien deja el cargo el 24 de julio- dijo que "la nación entera está inmersa en un "profundo duelo".

"En medio de nuestra profunda tristeza, nos mantenemos dispuestos a castigar ferozmente a los terroristas criminales", añadió.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, convocó una reunión de urgencia del liderazgo palestino para tratar el tema de la muerte de los jóvenes

El portavoz de Hamas escribió también en Facebook: "La ocupación es responsable de esta escalada. Netanyahu intenta dar la vuelta a la situación y debe entender que sus amenazas no nos aterrorizan".

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Hamas niega ser responsable de la muerte de los jóvenes.

Condena internacional

Desde la Casa Blanca, el presidente estadounidense Barack Obama condenó "el acto de terror sin sentido contra jóvenes inocentes" e instó a "todas las partes a abstenerse de dar pasos que puedan desestabilizar aún más la situación".

Uno de los muchachos, Naftali Frenkel, tenía la doble ciudadanía estadounidense-israelí.

Un portavoz del papa Francisco, en El Vaticano, tildó la muerte de los jóvenes de "crimen abominable e inaceptable y un "grave obstáculo en el camino hacia la paz", según informa la agencia de noticias Reuters.

Mientras tanto, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon pidió a ambos bandos a "refrenar cualquier acción que pueda agravar la ya tensa situación".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La desaparición generó varias marchas en Israel.

La semana pasada estalló la violencia en Jenin después de que Israel realizara redadas militares en la búsqueda de los chicos.

El secuestro de los tres jóvenes estudiantes de un seminario judío el 12 de junio desató un gran operativo de búsqueda en ciudades palestinas en Cisjordania.

Más de 400 palestinos fueron arrestados, mientras que cinco murieron en combate con tropas israelíes.

El caso ha tensado gravemente las relaciones entre israelíes y palestinos.

Netanyahu declaró que el incidente es consecuencia de "la asociación" entre Hamas y el movimiento Fatah, del presidente palestino Mahmud Abbas.

Ambos grupos firmaron un acuerdo de reconciliación en abril después de años de división y formaron un gobierno de unidad a principios de junio.

Contenido relacionado