Venezuela: desalojan la favela vertical más grande del mundo

  • Redacción
  • BBC Mundo

La noche del lunes empezó en Caracas el desalojo de lo que ha sido calificado como "la favela vertical más grande del mundo", la llamada Torre de David en el centro de la capital de Venezuela.

La mañana del martes se podían ver grupos de agentes de la Guardia Nacional Bolivariana custodiando la salida de personas que llevaban consigo maletas, paquetes y muebles y abordando autobuses dispuestos por las autoridades para el traslado.

La edificación de más de 45 pisos de altura, que había sido concebida en los años 90 como un centro de oficinas fue ocupada en los últimos años por cientos de familias de bajos ingresos.

El ministro para la Transformación de la Gran Caracas, Ernesto Villegas, confirmó que se trata de un procedimiento para "reubicar" a las familias que habitan la torre, que fue construida para servir de sede del grupo financiero Confinanzas, que desapareció a consecuencia de la crisis bancaria de aquellos años.

"No se trata de un desalojo, se trata de una operación coordinada, en forma armónica con la comunidad de la torre Confinanzas (nombre oficial del edificio), que supone el traslado desde acá hasta urbanismos de la Misión Vivienda", aclaró Villegas en declaraciones al canal Venezolana de Televisión (VTV), haciendo referencia al programa habitacional del gobierno venezolano.

Algunos estimados indican que hasta 2.000 familias pueden haberse alojado en la edificación.

Moderno centro de finanzas

Pie de foto,

Unas 2.000 familias que invadieron el edificio serán reubicadas en las afueras de Caracas.

La construcción de la Torre Confinanzas, el nombre original de lo que se conoce ahora como la Torre de David, se inició en 1990, en lo que se proyectaba como el corazón financiero de la ciudad.

La obra se interrumpió a medio camino en 1994 tras una crisis financiera y bancaria que afectó a Venezuela. Años más tarde se reinició la construcción con un propósito residencial pero el emblemático edificio fue invadido en 2007 por unas 2.000 familias.

La torre fue usada como escenario en un capítulo en el programa estadounidense de ficción de la televisión Homeland en 2013, para reconstruir un lugar sin ley donde se tramaban supuestas conspiraciones y asesinatos.

"Planteada como el emblema de lo que sería una potencia económica y financiera, al ser ocupada y quedarse a medio construir, la Torre pasó a verse por algunos como el símbolo de una economía fracasada", dice Daniel Pardo, corresponsal de BBC Mundo en Caracas.

"Parte de la dificultad que ha tenido el Estado para desalojarla tiene que ver con la amplia ley de desalojo venezolana, que restringe severamente el desahucio", añadió el corresponsal.

Según los informes, la salida de los habitantes de la torre se ha llevado a cabo en forma pacífica y en orden, aunque efectivos de seguridad custodian los predios y no se ha permitió fotografiar el evento.

Las mudanzas se realizarán piso por piso durante toda la semana, en horas de la noche, y se espera que concluyan el viernes.

Los desalojados están siendo reubicados en zonas en las afueras de Caracas, principalmente en los Valles del Tuy, una zona de ciudades dormitorio ubicada al sur-oeste de la capital venezolana.

Pie de foto,

La construcción de la Torre de David se interrumpió en 1994 tras una crisis fianciera.

Todavía no se ha anunciado que destino se le dará a la Torre. En la prensa local se ha hablado que el gobierno, el dueño actual de la estructura, resolvió venderla a un consorcio chino para que desarrolle en ella un centro empresarial y financiero.

En sus declaraciones la mañana del martes a la televisora oficial, el ministro Villegas precisó que es necesario desocuparla para "poder tomar una decisión definitiva".