Manifestación en Bogotá por la muerte del joven Sergio Urrego

La familia, amigos y demás allegados al estudiante de 16 años Sergio Urrego –quien se suicidó en Bogotá el pasado 4 de agosto– mostraron este viernes su rechazo al acoso y la discriminación sufrida por el joven desde que reconoció tener una relación sentimental con un compañero.

La protesta se llevó a cabo en las afueras del Gimnasio Castillo Campestre, el colegio donde Urrego estudiaba tras asumir su homosexualidad y donde –según él– fue señalado debido a sus preferencias.

Según la prensa local, la relación se puso al descubierto después de que un profesor decomisara su celular por una foto en la que los dos chicos se daban un beso, al argumentar que esto violaba el manual de convivencia.

Hace unos días, la ministra de educación de Colombia Gina Parody aseguró que se investigará el caso del estudiante, que dejó un gran número de cartas y explicaciones antes de lanzarse al vacío desde la terraza de un centro comercial de la capital colombiana.

"Es un doloroso ejemplo de lo que no puede ocurrir en Colombia, las escuelas se deben convertir en un territorio de paz. Los colegios pueden ser autónomos pero sus manuales de convivencia no pueden violar los derechos de la Constitución", dijo Parody a los periodistas.

Por su parte, la rectora del colegio Amanda Castillo ha dicho que en la institución se respeta "la intimidad de los seres humanos" y aseguró que nunca hubo presión ni discriminación por ser homosexual.