Fidel Castro ofrece ayuda a EE.UU. para luchar contra el ébola

Derechos de autor de la imagen AP

El líder de la revolución cubana, Fidel Castro, ofreció la ayuda de su país a Estados Unidos para combatir el ébola y evitar que la enfermedad altamente letal se propague por América Latina.

"Gustosamente cooperaremos con el personal norteamericano en esa tarea, y no en búsqueda de la paz entre los dos Estados que han sido adversarios durante tantos años sino, en cualquier caso, por la Paz para el Mundo, un objetivo que puede y debe intentarse", afirma Castro en un artículo publicado este sábado en el diario oficial Granma donde comparte periódicamente sus reflexiones.

El expresidente cubano afirma en el artículo titulado "La hora del deber" que al cooperar con el país vecino, con el que no tiene relaciones desde 1961, se evita que la enfermedad se expanda y se protege a los ciudadanos de Cuba y América Latina.

Lea también: ¿Cómo se convirtió Cuba en una potencia humanitaria?

Estados Unidos fue, después de España, el segundo país no africano en el que se reportaron contagios de la enfermedad.

Son los casos de dos enfermeras que trataron en un hospital de Texas a un paciente que contrajo la enfermedad en Liberia y fue tratado en EE.UU. pero finalmente murió.

Las dos enfermeras reciben ahora tratamiento en dos hospitales del país.

"Lamentablemente se ha introducido y podría extenderse en Estados Unidos, que tantos vínculos personales e intercambios mantiene con el resto del mundo", apunta Castro, quien se retiró del poder en 2006.

Cuba ha enviado a más de 160 médicos y enfermeros a África occidental para luchar contra la epidemia de ébola que se ha cobrado la vida de más de 4.400 personas.

Elogios de EE.UU. a Cuba

Además, en los próximos días prevé enviar otro contingente de personal sanitario a ese continente, en una decisión que ha sido aplaudida por EE.UU.

Este viernes, en unas declaraciones inéditas, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, reconoció el papel de Cuba en la lucha global contra el ébola, mientras pedía una mayor colaboración de todo el mundo.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Kerry elogió la respuesta cubana a la crisis del ébola en África.

"Cuba, un país de apenas 11 millones de habitantes, ha enviado 165 profesionales de salud y considera enviar casi 300 más", expresó.

"Ya hemos visto naciones pequeñas y grandes que aceleran de manera impresionante su contribución en la línea del frente", afirmó el funcionario que definió esos envíos como "una prueba real de ciudadanía global".

También agradeció las contribuciones de Francia, Reino Unido y Alemania.

Por su parte, el presidente Barack Obama pidió este sábado a los estadounidenses que no caigan en la "histeria" con el ébola y descartó imponer una prohibición a los vuelos procedentes de los países de África occidental donde se originó la epidemia.

"No hay ningún país mejor preparado para afrontar el reto del ébola que EEUU y, aunque incluso un solo caso aquí en casa es demasiado, el país no se enfrenta a un brote de la enfermedad", afirmó Obama.

Lea también: ¿De dónde saca Cuba tantos médicos?

En su artículo, Fidel Castro apunta que pese a que el envío de médicos fue una decisión "dura de tomar", su país "no tardó en responder" al llamado de los organismos internacionales.

"Es incluso más duro todavía que la de enviar soldados a combatir e incluso morir por una causa política justa, quienes también lo hicieron siempre como un deber", dice Castro en el artículo al hablar del peligro de la tarea del personal sanitario.

Este lunes, los nueve estados miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) se reunirán La Habana para definir una estrategia para combatir el virus.

Contenido relacionado