México: confirman arresto del alcalde de Iguala

José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda en una foto de julio 2014 Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda (aquí en una foto de julio 2014) fueron arrestados en la capital mexicana.

José Luis Abarca, el fugitivo alcalde de Iguala, estado de Guerrero, donde 43 estudiantes desaparecieron en septiembre, fue capturado la madrugada de este martes en Ciudad de México, confirmó José Ramón Salinas, jefe de información de la Policía Federal mexicana.

De acuerdo con reportes de los medios, la detención de Abarca Martínez y su esposa, María de los Ángeles Pineda, se produjo hacia las cuatro de la mañana en una residencia que habían alquilado en la zona de Iztapalapa, Distrito Federal.

Lea también: El polémico alcalde de Iguala que desapareció sin dejar rastro

Juan Carlos Pérez Salazar, corresponsal de BBC Mundo en México, señaló que se espera que la Procuraduría General de la República ofrezca más detalles de la captura en una rueda de prensa al mediodía de este martes.

Se indicó que la pareja ya está declarando ante las autoridades.

Abarca y su esposa habían desaparecido desde el lunes 29 de septiembre, luego de que el burgomaestre pidiera una licencia para dejar su cargo y, según él, permitir que se aclarara lo ocurrido con los estudiantes.

Luego, cuando la Procuraduría confirmó su participación directa en los hechos del 26 de septiembre y emitió una orden de arresto, se convirtieron en los prófugos más buscados por la justicia mexicana.

Orden de arresto

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La desaparición de los 43 estudiantes ha desatado protestas en México.

Las autoridades mexicanas ordenaron el arresto de Abarca y su esposa después de que agentes de la policía municipal de Iguala declararan haber recibido órdenes del alcalde para interceptar a los estudiantes la noche del 26 de septiembre.

Según las declaraciones, a los agentes se les conminó evitar que los estudiantes interrumpieran un discurso que Pineda daba ese día en Iguala junto a su esposo.

Lea también: Así desaparecieron os 43 estudiantes

Todo esto fue divulgado por el procurador general de México, Jesús Murillo Karam, quién reveló que tanto Abarca como su esposa tenían vínculos directos con la organización criminal Guerreros Unidos, que tiene fuerte presencia en esa región.

Los estudiantes, que pertenecen a la escuela Normal de Ayotzinapa, habían viajado a Iguala para recaudar fondos y participar en una protesta.

No se les ha visto desde entonces.

Como resultado de las investigaciones, en los alrededores de Iguala han sido descubiertas once fosas comunes con 38 cuerpos, los cuáles aún no han sido identificados.

El caso ha conmocionado a México y se convirtió en la peor crisis sufrida por el gobierno de Enrique Peña Nieto desde que llegó al poder en diciembre de 2012.

Lea también: La crisis que divide la presidencia de Peña Nieto en un antes y un después

Contenido relacionado