Colombia: las FARC liberan al general Rubén Darío Alzate

El general Alzate (a la derecha) y sus compañeros de cautiverio con el ministro de Defensa y los comandantes de las fuerzas militares luego de su liberación. Derechos de autor de la imagen Other
Image caption Em la primera imagen conocida luego de su liberación, el general Alzate (a la derecha en la foto) y sus compañeros de cautiverio aparecen conversando con el ministro de Defensa y los comandantes de las fuerzas militares colombianas.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberaron este domingo al general Rubén Darío Alzate, al cabo Jorge Rodríguez y a la abogada Gloria Urrego, en su poder desde hace dos semanas.

"Liberados BG Alzate, abogada Urrego y cabo Rodriguez en perfectas condiciones y esperando condiciones climáticas para regreso a sus familias", informó primero, a través de su cuenta de Twitter, el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Y, a través de un comunicado, la organización guerrillera confirmó luego la entrega de los cautivos a una delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja y representantes de los gobiernos de Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz iniciado por el gobierno colombiano y las FARC hace dos años en La Habana.

"El general y sus acompañantes fueron entregados, personalmente, por el comandante Pastor Alape", se lee en el comunicado, que especifica que la liberación se produjo "en el caserío de Vegaez, a orillas del río Arquía".

"El líder insurgente viajó desde La Habana hasta las selvas del Chocó, mandatado por Timoleón Jiménez, comandante de las FARC, para garantizar una liberación pronta y sin sobresaltos de los prisioneros, misión lograda con las más altas calificaciones", agrega la comunicación.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La captura del general Alzate puso en riesgo el proceso de paz en Colombia. (Foto de archivo)

Según el CICR, una médica de la organización humanitaria que formaba parte de la misión examinó a las personas liberadas y confirmó que estaban en estado de salud apto para viajar.

"Posteriormente, se las trasladó en un helicóptero señalizado con el emblema del CICR a Medellín, capital del departamento de Antioquia, noroeste de Colombia, para ser entregados a representantes del ejército colombiano", informó la organización.

El corresponsal de BBC Mundo en Colombia, Arturo Wallace, dijo que hay expectiativa por una posible conferencia de prensa del militar en la que explicaría las circunstancias de su captura, que motivó la suspensión de las conversaciones de paz.

Lea también: El general de civil que puso en peligro el proceso de paz

"No aplazar cese al fuego"

Wallace recordó que a la hora de suspender los diálogos, el presidente Santos también dijo que las negociaciones se reanudarán una vez los capturados estén de regreso sanos y salvos en sus hogares.

"Y la presencia de Alape en la liberación ciertamente confirma que las FARC también quieren volver cuanto antes a la mesa de diálogo, aunque siguen insistiendo en la necesidad de revisar las reglas del juego", explicó nuestro corresponsal.

Efectivamente, en el comunicado anunciando la liberación de los cautivos, las FARC insistieron en que el proceso de paz "no puede estar sometido a ningún tipo de actitudes precipitadas e irreflexivas que aplacen el advenimiento de nuestra reconciliación".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El presidente Santos dijo que las negociaciones se reanudarán una vez los capturados estén de regreso sanos y salvos.

"Invitamos al Presidente Santos a que, con el corazón en la mano y la mente plena de sentido común, piense que no podemos darle más largas al absurdo de unos diálogos de paz en medio de la guerra", se lee en el comunicado.

"Es hora del cese bilateral del fuego, del armisticio, para que ningún suceso bélico en los campos de combate sirva para justificar la interrupción de una tarea tan hermosa y tan histórica, como es la de acordar la paz para una nación que anhela ese destino", agregaron las FARC.

Pero Santos siempre ha sostenido que negociar en medio del conflicto es la mejor manera para acelerar un posible acuerdo.

Y el mandatario se reafirmó en esa convicción luego de la liberación de Alzate.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El CICR informó que los liberados fueron trasladados a Medellín.

"La negociación en medio del conflicto tiene costos que son difíciles de entender y aceptar (...). Sin embargo, tengo la convicción de que negociar en medio del conflicto ha sido la mejor manera de preservar los elementos esenciales del Estado y evitar que las conversaciones se conviertan en un ejercicio interminable", declaró el madatario.

Aunque Santos también destacó el gesto de las FARC y anunció que se reunirá con los negociadores gubernamentales "para discutir los términos de su regreso a La Habana".

"Es evidente que esa decisión contribuye a recuperar el clima propicio para continuar los diálogos, demuestra la madurez del proceso", agregó el mandatario.

Y según analistas consultados por BBC Mundo no se puede descartar que eventualmente se tomen otras medidas para ir reduciendo poco a poco la intensidad del conflicto y evitar la repetición de situaciones como la del general Alzate.

Contenido relacionado