Nueva York prohíbe el fracking por motivos de salud

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Grupos que se oponen al fracking celebraron el anuncio del gobernador de Nueva York.

Los resultados de un estudio de dos años sobre sus posibles efectos negativos no fueron concluyentes, pero el estado de Nueva York, EE.UU., anunció la prohibición del método de extracción de gas y petróleo conocido como fracturación hidráulica o fracking. Los motivos citados: "riesgos significativos para la salud".

El comisionado de Salud del Estado, Howard A. Zucker, se refirió específicamente a preocupaciones sobre la contaminación del agua y del aire.

Dijo que no había suficientes evidencias para darle el visto bueno a la técnica, que consiste en inyectar agua y aditivos químicos a alta presión para fracturar la roca que contienen los hidrocarburos.

Sus conclusiones incluyeron citas de algunas investigaciones que indican que los niños que nacen en zonas donde hay fracking tienen más probabilidades de tener menos peso de lo normal y padecer defectos congénitos del corazón y del tubo neural.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Muchos estados como Pensilvania y Texas viven un boom gracias al fracking

"Si confiamos en los pocos datos disponibles al respecto, sería una negligencia de mi parte", dijo Zucker destacando que se habían identificado inquietudes que requerían estudios a largo plazo.

Y llevó el estudio al terreno personal, señalando que se opondría a vivir con su familia en una comunidad donde existiese la técnica.

"No podemos darnos el lujo de cometer un error", señaló. "Los riesgos potenciales son demasiado grandes. De hecho, aún no se conocen completamente".

Lea también: Qué es el fracking y por qué genera tantas protestas

A largo plazo

Ya desde 2008 el estado de Nueva York había introducido una moratoria sobre el uso del fracking, justamente a la espera de las conclusiones del estudio que hizo el Departamento de Salud.

El debate sobre la salud había quedado en cierta forma relegado a un segundo plano ante otras preocupaciones centradas en el medio ambiente, que incluían el potencial de la técnica para causar terremotos, contaminar el agua y provocar fugas de metano.

De hecho, los expertos en salud han dicho que todavía no hay suficiente evidencia para determinar si el proceso de perforación puede perjudicar a las personas que viven cerca de los pozos.

Pero en ese sentido Zucker comparó el fracking con los efectos del humo del cigarrillo sobre los fumadores pasivos que no fueron conocidos hasta muchos años después.

Alegría conservacionista

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Hasta ahora solo Vermont había prohibido el uso de la técnica.

Mientras tanto, en otros estados como Texas y Pensilvania se vive un boom por el fracking.

Representantes de la industria del petróleo y el gas criticaron la prohibición, insinuando que Nueva York perdería la creación de miles de puestos de trabajo y cientos de millones de dólares en ingresos.

Sin embargo, como era de esperarse, los grupos ambientalistas recibieron con beneplácito el anuncio del gobernador Andrew Cuomo.

"Esta medida pone una gran presión sobre otros gobernadores para que tomen medidas de protección a las personas que viven en esos estados", señaló el director ejecutivo de la organización conservacionista Michael Brune.

Hasta ahora solo Vermont había prohibido su uso

Cuomo dijo que ha sido el tema más cargado de emotividad que ha tenido que enfrentar, incluso comparándolo con el matrimonio gay y la pena de muerte.

Vea también: Animación: qué es el fracking

Contenido relacionado