Obama dice estar monitoreando el caso de los 43 estudiantes de Iguala

Enrique Peña Nieto y Barack Obama en la Casa Blanca Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Mientras Obama y Peña Nieto conversaban, a las afueras de la Casa Blanca algunos protestaban por los desaparecidos de Iguala.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó de "trágicos" los eventos que rodearon la desaparición de 43 estudiantes en Iguala, México, y resaltó su compromiso para ayudar a que México elimine la violencia y los carteles de las drogas.

Durante una reunión en el Despacho Oval de la Casa Blanca con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, quien visitó Washington por primera vez como jefe de estado, Obama destacó que apoyará a México en sus esfuerzos para eliminar "el flagelo de la violencia", aunque indicó que en últimas es responsabilidad de las autoridades de ese país.

Según explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, los dos mandatarios también hablaron sobre Cuba y la manera como México puede contribuir a la normalización de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y La Habana, tal como fue anunciado el mes pasado.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Estados Unidos podría apoyarse en las tradicionalmente buenas relaciones entre México y Cuba.

Peña Nieto describió la decisión de buscar la normalización como "muy audaz" y aseguró que ofreció "toda la disposición y colaboración" de su gobierno para que mejore el vínculo entre esos dos países, que han estado enemistados durante más de cinco décadas.

Obama, por su parte, reiteró que su gobierno seguirá "poniendo el acento sobre lo que son los derechos humanos, la democracia y la libertad política" en la isla y confirmó que asistirá a la Cumbre de las Américas, que se celebrará en abril en Panamá.

Lea también: Las crisis que acabaron con el "Momento Mexicano"

"Un claro reto" en seguridad

Sobre la seguridad en México, Obama aseguró que ha seguido "los eventos trágicos que rodean a los estudiantes que perdieron la vida", en referencia a los 43 jóvenes, y dijo que Peña Nieto le describió el programa de reformas que comenzó sobre esos temas.

Derechos de autor de la imagen BBC Mundo
Image caption Mientras los dos presidentes estaban reunidos en la Casa Blanca, afuera decenas de personas protestaban.

En respuesta, el presidente Peña Nieto hizo énfasis en el "claro reto" que tiene su país "para combatir con mayor eficacia y contundencia al crimen organizado".

Peña Nieto explicó que ha habido intercambio de información, colaboración y apoyo logístico entre los dos países, y agregó que hubo "un claro ofrecimiento" para ayudar a que México pueda ser "más contundente y más eficaz" en el combate a la inseguridad y al crimen organizado.

Mientras los dos presidentes se reunían en la Casa Blanca, en las afueras decenas de manifestantes también se expresaron sobre ese tema y gritaron "porque vivos se los llevaron, vivos los queremos".

Derechos de autor de la imagen BBC Mundo
Image caption Washington recibió a Peña Nieto con la primera nevada del año.

Según nuestro corresponsal, algunos tenían carteles con los rostros de personas desaparecidas y otros llevaban pancartas que decían "queremos un México mejor, sin muertes, sin desapariciones", o "quiero a México y lo quiero en paz".

Los manifestantes también desafiaron la primera nevada del año en Washington para protestar contra Peña Nieto y exigir su renuncia por lo que consideran es su responsabilidad en esa desaparición.

Peña Nieto y Obama también hablaron de migración, otra política que el estadounidense decidió reformular por vía del decreto ejecutivo y que beneficiará a millones de mexicanos que residen sin documentos en el país.

Contenido relacionado