Netanyahu advierte que un eventual acuerdo con Irán es "malo"

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El primer ministro israelí centró en Irán su discurso ante el Congreso.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, rechazó este martes en Washington las negociaciones que un grupo de países liderados por Estados Unidos realiza con Irán sobre el futuro de su programa nuclear.

En un discurso ante ambas cámaras del Congreso, Netanyahu calificó el acuerdo en discusión como "malo" y dijo que "casi que garantizaría" que Irán eventualmente obtendría un arma nuclear.

"Todos debemos estar juntos para detener la marcha de conquista, subyugación y terror de Irán", dijo Netanyahu, quien agregó que el programa nuclear es un riesgo para la supervivencia misma de su país.

"Les puedo prometer una cosa: incluso si Israel tiene que estar de pie solo, Israel quedará de pie", dijo.

Durante su discurso, que fue interrumpido unas 40 veces por una ovación de aplausos, el primer ministro detalló los que, en su opinión, han sido ataques de Irán a nivel internacional e incluso mencionó el atentado contra la AMIA en Argentina.

"Más allá de Medio Oriente, Irán ataca a Estados Unidos y sus aliados a través de su red global de terror", dijo. "Hizo volar el centro comunitario judío y la embajada Israelí en Buenos Aires".

Malas relaciones con Obama

El líder israelí fue invitado a dar su discurso por el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y sin contar con el visto bueno del presidente Barack Obama, con quien no se encontrará en Washington.

Según explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, el discurso de Netanyahu ante el pleno del Congreso se da en momentos en que las relaciones entre los gobiernos de Estados Unidos e Israel pasan por un momento delicado.

"Aunque en Washington el gobierno ha defendido su relación con Israel utilizando adjetivos como "inquebrantable", lo cierto es que ha habido diferencias no solo en el programa nuclear de Irán sino también en otros como la construcción israelí de nuevos asentamientos en áreas disputadas", dice Sparrow.

"Eso sin contar que Obama y Netanyahu dan la impresión de que no han logrado forjar una relación personal cercana a pesar de sus muchos encuentros bilaterales".

Una de las alianzas más fuertes de Estados Unidos a nivel internacional es con Israel, que recibe considerable apoyo diplomático y económico de Washington.