México: Aristegui asegura que hay "reinstalación del autoritarismo"

Carmen Aristegui Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La periodista mexicana Carmen Aristegui fue despedida por MVS Radio el 15 de marzo. (Foto Getty)

La periodista mexicana Carmen Aristegui, despedida el 15 de marzo en un polémico episodio, aseguró este lunes que en el país hay una "reinstalación muy acelerada de los viejos modos del autoritarismo mexicano".

En una comparecencia de poco más de dos horas ante un grupo de periodistas de medios internacionales, entre los que se encontraba BBC Mundo, Aristegui cuestionó la decisión "abrupta" y "sin lógica empresarial" que tomó MVS Radio.

El conflicto se desató luego del apoyo de la unidad de investigación de MVS, liderada por el equipo de Aristegui Noticias, a la plataforma "Mexicoleaks", un sitio para realizar denuncias de casos de corrupción de forma anónima.

Lea: La inesperada tormenta creada por "Méxicoleaks"

MVS Radio ha dicho que el problema no es la plataforma "Méxicoleaks" sino la manera indebida como se utilizaron la marca y los recursos de la empresa, sin solicitar autorización.

La empresa despidió a dos periodistas del equipo de Aristegui, quien demandó su reincorporación. MVS Radio dijo que no podía aceptar condicionamientos en su administración y terminó su relación laboral con la periodista.

Lea: Aristegui cree que hubo "anuencia presidencial" en su despido

Al día de hoy, son 19 los empleados del equipo de la periodista que fueron despedidos.

Para Aristegui, de 51 años, el tema de "Mexicoleaks" se trata de un "pretexto" y cuestionó que luego de ello se le quisieran imponer desde la dirección de la radio "nuevos lineamientos editoriales inaceptables" que derivarían en un programa "moldeable y supervisable".

Lea: El escándalo que condujo al despido de Carmen Aristegui

Su equipo de investigación había revelado en noviembre pasado que una propiedad de la esposa del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, conocida como la Casa Blanca y valuada en unos US$7 millones, pertenecía a uno de los principales contratistas del gobierno.

"Atentado gravísimo"

La periodista aseguró que la situación es un "atentado gravísimo a la libertad de expresión" y "un pésimo signo para México".

Aristegui explicó que su equipo da batalla para poder "regresar al aire" y que sus abogados esperan presentar en los próximos días un recurso de amparo ante la justicia.

La empresa había negado que el despido de los periodistas se hubiera planeado antes del episodio de "Mexicoleaks".

"El motivo de la terminación del contrato obedece a que fijó como condición inamovible la instalación de los dos reporteros separados de su cargo. Como empresa no podemos aceptar condicionamientos o ultimátums de nuestros colaboradores", había señalado MVS Radio en un comunicado.

Aristegui aseguró que el "golpe" viene "desde el más alto nivel posible". "No me imagino una cosa de este tamaño sin algún tipo por lo menos de anuencia del máximo poder presidencial o de los más altos poderes", había señalado la periodista días atrás.

"El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto", dijo este lunes, "está cruzando por una seriesísima (sic) crisis de credibilidad y de legitimidad (…)". "Creo que estamos ante un presidente debilitado y que su actuación está respondiendo a patrones autoritarios", añadió.

En la única declaración que el gobierno ha hecho al respecto, el secretario de Gobernación (ministro del Interior) Miguel Angel Osorio Chong dijo la disputa entre la periodista y la compañía se trataba de un "conflicto entre particulares".

Contenido relacionado