Intenso temporal deja al menos diez muertos en el norte de Chile

Inundaciones en el norte de Chile Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las inundaciones repentinas en una zona habitualmente seca sorprendieron a los habitantes del norte de Chile.

Las peores lluvias en 80 años en el desértico norte de Chile dejaron al menos diez muertos, 19 desaparecidos y miles de damnificados.

Un niño que murió electrocutado por las inundaciones en la localidad de Calama, en Atacama, es la última víctima identificada por las autoridades, según informan medios chilenos.

El ejército y equipos especializados se esfuerzan para rescatar a cientos de personas que quedaron aisladas en poblaciones de las regiones de Atacama, Antofagasta y Coquimbo, azotadas por un intenso temporal que causó desbordes de ríos y aluviones.

Pero el acceso y el mal tiempo dificultan las tareas de rescate, que en muchos casos sólo puede efectuarse con la ayuda de helicópteros.

Según la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), hay más de 4.000 de damnificados. El ministro de Interior cifró en 7.500 las viviendas dañadas por el temporal.

La presidenta Michelle Bachelet visitó el jueves la zona tras declararse Estado de Excepción en Atacama y Antofagasta.

En Atacama se decretó toque de queda hasta este viernes, según informa la prensa chilena.

Lee también: Miles de damnificados en Atacama por intensas lluvias

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En la ciudad de Copiapó, el río se desbordó e inundó parte de la ciudad.

"Me subí porque el agua entraba por detrás y por delante, no tenía otra opción que subirme arriba del techo. Empecé a ver casas que se desarmaban, que se las llevaba el río, y yo aferrado a mi vida", le contó un residente de Chañaral a la televisión TVN.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Aún quedan miles de personas aisladas esperando ayuda.

"Lamentablemente perdimos todo. Hay que esperar que esto baje (el barro) para poder ir a ver lo que queda", se lamentó otro de los afectados de Chañaral, en Atacama.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Es la peor catástrofe territorial de los últimos 80 años en el norte del país, dicen las autoridades.

Muchos habitantes de poblaciones cercanas a Copiapó, la capital de la región de Atacama, debieron pasar la noche cerros y zonas altas, luego de que se inundaran sus casas.

"Estoy en el cerro porque mi casa parece una piscina. Toda la parte de abajo está mala. No puedo entrar porque todo está cubierto con agua y lodo", le dijo Marlén Vergara, vecina de la zona de Paipote, al sitio de noticias Emol.

"Perdí refrigerador, lavadora, cocina, microondas, living y comedor."

"Esta es la segunda noche que paso acá. He pasado mucho frío porque pasé la noche a la intemperie. Dormí en el suelo".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El pueblo de Chañaral, en Atacama, es uno de los afectados por el temporal.

Chañaral fue uno de los lugares más afectados por las lluvias.

"Desapareció la calle Merino Jarpa, la principal, por el aluvión."

"Hay desabastecimiento, no hay agua y ni un solo supermercado abierto, no tenemos dónde comprar comida. Tampoco hay electricidad ni teléfonos" le contaba el jueves al diario La Tercera Clara Pizarro.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Así quedó la calle principal del pueblo de Chañaral, en Atacama, llena de escombros arrastrados por la lluvia.