Qué hacer si te vendieron una casa que se está cayendo a pedazos

Un dibujo de una casa sobre una pared de ladrillos con una grieta enorme Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption ¿Tu casa soñada se convirtió en tu peor pesadilla? Estos consejos pueden ayudarte a salir de ella.

Sherilyn Faluta se compró su primera vivienda en julio de este año y en menos de dos meses estaba gastando miles de dólares más para repararla.

Aunque ordenó una inspección antes de firmar el contrato, nadie descubrió los problemas de plomería que terminaron dañando el sistema de calefacción y aire acondicionado de la casa.

Ahora las reparaciones son costosas. Además, los pisos en la cocina y el lavadero también tendrán que ser reemplazados porque la madera se pudrió por el agua y el moho.

Y, peor aún, la humedad hizo que Faluta se enfermara y se tuviera que mudar mientras se hacen los arreglos.

"Me costará cerca de US$30.000 arreglar la casa completa", dice Faluta, de 40 años, residente de Carolina del Norte, EE.UU.

Ya gastó casi US$10.000 en las reparaciones, sin incluir los US$1.600 mensuales que le cuesta vivir en hoteles.

Y es que si tu vivienda comprada tiene problemas graves, resolverlos puede pasar a dominar tu vida de forma inesperada, como le ocurrió a Virginia Nola, residente de Michigan, EE.UU.

"Me mudé a mi casa en 2003 y varios años más tarde me enteré de que está sobre una mina de carbón abandonada", indica.

Desde entonces ha tenido que lidiar con paredes agrietadas y problemas de cimentación y agua.

Y los costos de reparación y mantenimiento pueden aumentar rápidamente.

En EE.UU. más de la mitad de los propietarios de viviendas tuvo que ordenar reparaciones de emergencia en el pasado año, según un sondeo de la empresa proveedora de servicios de reparación HomeServe USA.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Los problemas ocultos pueden terminar representando miles de dólares en reparaciones.

Y a veces unos problemas ocultos pueden crear una crisis nacional, como ocurrió en Nueva Zelanda, donde trabajos de mala calidad en construcciones de madera entramada, efectuados entre 1994 y 2004, afectaron unas 89.000 viviendas.

El costo estimado de hacer las reparaciones llegó a US$11.300 millones, según un informe de la consultora PricewaterhouseCoopers.

Ante ese tipo de situaciones, la mayoría de las personas afectadas quieren que alguien se responsabilice por lo ocurrido.

Eso puede significar entablar una demanda contra uno o más de las partes involucradas.

Sin embargo, antes de emprender acciones legales hay algunas cosas que debes tener en cuenta.

¿Qué se requerirá?

Primero, necesitarás un carácter fuerte, porque probablemente tendrás que buscar a alguien que asuma la responsabilidad por el problema. Tu inspector, el seguro de la propiedad o el dueño anterior, entre otros.

Necesitarás un carácter fuerte, porque probablemente tendrás que buscar a alguien que asuma la responsabilidad por el problema"

Y es posible que de todos modos te quedes sin dinero para cubrir los gastos, dependiendo de la situación que sea.

Luego, es una buena idea asesorarse con expertos.

Antes de comprar la vivienda, contrata un profesional para que la inspeccione, resalta Timothy Frie, un agente inmobiliario de Florida, EE.UU.

"Esa persona puede ser un inspector de viviendas certificado, un contratista general o especialistas como plomeros o electricistas para revisar sistemas específicos", dice Frie.

"No sabes lo que no sabes y no puedes encontrar lo que no sabes que estás buscando".

Esa inspección generalmente se lleva a cabo un par de meses antes de cerrar la compra, pero entre más pronto la hagas, mejor.

Muchos contratos contienen una cláusula de contingencia que le permite al comprador abandonar la operación si la inspección revela problemas graves.

"Antes de firmar, solicita pruebas de las últimas revisiones del calentador, la calefacción central, las ventanas, el sistema eléctrico, la plomería y el tejado", dice Hannah Maundrell, editora jefe de la página británica money.co.uk

"Y asegúrate que todo trabajo de construcción hecho en la vivienda tenga aprobación oficial".

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Ordena una inspección, dentro y fuera de la casa, lo antes posible.

Para asegurarte de que no pases nada por alto, contempla la compra de una póliza de propietario o un seguro del edificio, que incluya protección por gastos legales.

Lorna Munro, socia de la firma de abogados Blake Morgan en Reino Unido, señala que "eso puede ayudar si un defecto surge después de cerrarse el trato, porque el comprador puede obtener cobertura parcial o total de los gastos legales incurridos al demandar al perito o al abogado por negligencia".

Medidas inmediatas

  • Documenta todo.

Toma fotos de los defectos y elabora una lista con presupuestos de trabajos de reparación o proyectos de renovación que tendrán que hacerse para corregir los problemas.

Eso incluye una lista de obras y materiales necesarios, equipos y otros costos asociados a los trabajos.

  • Revisa la ley local.

Si crees que el propietario o el agente inmobiliario hizo algo para ocultarte los defectos, puede que tengas un fuerte caso legal.

Los buenos agentes pueden entender complejos problemas y ofrecer una perspectiva sobre lo que está sucediendo"

Michael McGrew, agente inmobiliario

Frie apunta que en algunas zonas, los propietarios tienen que divulgar todos los hechos materiales relevantes sobre una vivienda que, potencialmente, podrían perjudicar su valor.

  • Llama a tu agente inmobiliario.

Tu agente es un buen punto de partida, debido a su participación en la compra de tu vivienda.

"Los buenos agentes pueden entender complejos problemas y ofrecer una perspectiva sobre lo que está sucediendo", destaca Michael McGrew, un agente inmobiliario de Kansas, EE.UU.

  • Revisa tu inspección.

¿Observó específicamente el inspector lo que ahora es un problema?

Si no hay nada en la inspección que indica que vio algo malo, quizás se le pasó. De ser así, es posible que el inspector tenga un seguro para ese tipo de situaciones.

  • Llama a tu aseguradora.

Tu seguro de propietario puede cubrir tu problema.

En el caso de Faluta, su seguro solo cubrió un incidente de bloqueo de inodoro por US$2.600, pero eso es mejor que nada.

  • Ponte en movimiento.

"Hay plazos estrictos y diversos criterios para hacer reclamos y el propietario estará bajó una obligación general de mitigar sus pérdidas", dice Elliot Elsey, del departamento de litigios comerciales de la firma británica Russell-Cooke LLP.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption En algunos casos, las fallas que no son evidentes pueden terminar afectando la salud del propietario de la casa.

"Deberías contactar un abogado tan pronto como sea posible, si piensas que tienes derecho a introducir un reclamo".

Medidas secundarias

  • Revisa tu contrato.

Puede que tengas una cláusula que te exige buscar un mediador, antes de llevar a alguien a juicio.

McGraw apunta que esa opción puede resultar muchas veces más barata para resolver los problemas.

  • Procede de manera inteligente.

Usa la acción legal como último recurso. Si no puedes conseguir lo que necesitas después de contactar a todo el que puedes, quizás sea hora de entablar una demanda, pero ten en cuenta que una vez introducida no puedes echarte para atrás.

"Una vez que lanzas el desafío legal, es bastante difícil llegar a una conclusión amistosa que sea mutuamente beneficiosa", dice McGrew.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Fíjate si el agente o el inspector tienen póliza de seguro. Podrían compartir parte de la responsabilidad, en caso de desastre.

Faluta encontró un abogado que se está ocupando de su caso y que tienes planes de presentar una demanda contra el inspector y el vendedor de la casa.

"He estado enferma desde hace semanas, he tenido que faltar al trabajo", dice. "Esto ha representado una carga financiera extrema".

Lee la historia original en inglés en BBC Capital

Temas relacionados