En fotos: el submundo de la Yakuza

El fotógrafo belga Anton Kusters se sumergió en una de las pandillas más temidas de la mafia japonesa, donde reinan códigos estrictos de conducta y la brutalidad.

Pie de foto,

El fotógrafo belga Anton Kusters pasó dos años con una de las pandillas más notorias de la temible mafia japonesa, la Yakuza, conocida por sus tatuajes, su brutalidad y su estricto código de honor. (© Anton Kusters)

Pie de foto,

Luego de largas negociaciones, Kusters logró ganarse la confianza de la banda y fotografiar el submundo del crimen organizado. (© Anton Kusters)

Pie de foto,

Los miembros están unidos por un código moral estricto y despiadado. Para demostrar la sinceridad de una disculpa, algunos se cortan la punta de los dedos. (© Anton Kusters)

Pie de foto,

Aquellos que son aceptados en un Yakuza reciben capacitación en lucha y meditación, siempre en lugares secretos. (© Anton Kusters)

Pie de foto,

Otra característica de las pandillas son sus elaborados tatuajes, que rara vez se muestran en público. Por lo general son hechos usando la dolorosa técnica de aguja y tinta. (© Anton Kusters)

Pie de foto,

Las Yakuzas de diferentes partes de Japón tienen sus propios tatuajes. En Tokio, se hacen a menudo en los brazos y la espalda. (© Anton Kusters)

Pie de foto,

Tradicionalmente, los miembros de las pandillas se reunían en saunas, donde se podían mostrar los tatuajes y asegurarse de que nadie portara armas. (© Anton Kusters)

Pie de foto,

Tanto los hombres como las mujeres se hacen tatuajes. (© Anton Kusters)

Pie de foto,

Las imágenes de Kusters fueron publicadas en un libro y en su página web, www.antonkusters.com.