Media playback is unsupported on your device

"Empecé esta guerra hace 50 años y todavía sigo en ella"

El 1 de octubre de 1962 James Meredith se convirtió en el primer afroamericano en matricularse en la Universidad de Misisipi, que no admitía a ciudadanos de color.

Los estudiantes blancos y los activistas a favor de la segregación protestaron contra su admisión y organizaron manifestaciones en el campus.

El gobierno desplegó a soldados para que protegiesen a Meredith, de 28 años de edad, en el momento de ir a clase. El presidente J. F. Kennedy también envió a miembros de la Guardia Nacional para restablecer el orden.

El momento esta considerado simbólico en la historia de los derechos civiles de Estados Unidos, pero a Meredith siempre le incomodó que le colgaran la etiqueta de activista.

En una entrevista para la BBC, Meredith explica por qué la cuestión racial sigue siendo un tema importante en Estados Unidos y por qué siente que "continúa estando en guerra contra la supremacía blanca".