En fotos: Oscar Niemeyer y las curvas del tiempo