En fotos: qué hace que el té Darjeeling sea el mejor del mundo

El fotógrafo Arindam Mukherjee narra con imágenes la vida en una plantación de té en Darjeeling, en el estado de Bengala Occidental, en el este de India. Este té, que sólo crece en esa región, es considerado el más fino.

Plantación de té en India. Foto de Arindam Mukherjee
Pie de foto,

Para los bebedores de té, no hay nada mejor que una taza de té cuidadosamente seleccionado de Darjeeling, el más conocido de India, que crece en las montañas de Bengala Occidental, en el este del país. El fotógrafo Arindam Mukherjee relata la vida en una plantación de té en Darjeeling.

Pie de foto,

Darjeeling produce unas 10.000 toneladas de té al año y emplea unas 45.000 mujeres que se dedican a recolectar las hojas de té.

Pie de foto,

El té Darjeeling, que suele ser descrito como el más fino de los tés, es famoso por su aroma especial y es el preferido de los conocedores en todo el mundo.

Pie de foto,

La recolección del té requiere precisión, ya que sólo los brotes tiernos de la planta son escogidos. Las mujeres que trabajan en las plantaciones comienzan a recoger las hojas temprano en la mañana, cuando todavía están cubiertas del rocío.

Pie de foto,

Tanto mujeres jóvenes como mayores participan en la recolección de hojas de té.

Pie de foto,

Al final del día se pesan las hojas recogidas y se le paga a las recolectoras según la cantidad que llevaron.

Pie de foto,

Darjeeling tiene 87 plantaciones de té, que se extienden sobre centenares de hectáreas de terrenos, donde los populares tés negros de la región han crecido desde principios de 1800.

Pie de foto,

El té Darjeeling, al igual que la champaña, disfruta de un estatus de indicador geográfico y no puede crecer ni fabricarse en ninguna otra parte del mundo.

Pie de foto,

El té producido en la región es procesado y manufacturado en fábricas en Darjeeling, antes de ser enviado a otras partes de India y exportado a todo el mundo.

Pie de foto,

Expertos catadores prueban el té y lo certifican por su gusto y aroma inconfundibles.