Cinco grandes del humor gráfico homenajean a Mafalda

Cinco dibujantes de América Latina y España realizaron estas obras en homenaje a los 50 años que el 29 de septiembre cumple el personaje.

Mafalda, homenaje de Forges
Pie de foto,

El español Forges, quien en marzo de 2014 cumplió sus 50 años como dibujante, dedica estos inconfundibles trazos, en que Mafalda se combina con una de sus Blasillas (característico personaje de Forges), a la tira de Quino. "Mafalda ha sido y es el personaje de cómic preferido por mis cuatro hijos", le dijo a BBC Mundo.

Pie de foto,

El nicaragüense Pedro X. Molina dice que conoció a Mafalda de muy pequeño y la imagina hoy así, con este dibujo. "Es una cátedra sobre hacer humor", le contó a BBC Mundo. Y sobre su vigencia, destacó: "Siempre habrá Susanitas más preocupadas por lo superficial, Manolitos más preocupados por lo material, Felipes soñadores, Miguelitos desbordando autoestima, Libertades levantando consignas, Mafaldas cuestionando todo y nuevos Guilles naciendo".

Pie de foto,

"Si Mafalda fuera venezolana", dice Rayma Suprani, "sería una profesora universitaria de letras y filosofía". Rayma, venezolana, cree que "Mafalda es el libro que debemos enviar al espacio para que cuando se acabe el mundo otras formas de vida sepan que existió un planeta con algunos seres pensantes". Y remata con una felicitación (con trampa): "Querida Mafalda, te deseo toda la felicidad del mundo... eso sí, en un suculento plato de sopa, jeje".

Pie de foto,

El dibujante chileno Guillo conoció a Mafalda cuando era estudiante universitario e "influyó decisivamente en mi posterior decisión de ser dibujante", le cuenta a BBC Mundo. "A través del mundo de ella y sus amigos se me reveló el hecho de que era posible acercarse a la poesía a través del humor gráfico", cuenta. Y remata con un: "Gracias Quino por todo lo realizado".

Pie de foto,

"De Mafalda me atrae, aparte de la perfección del dibujo, su capacidad para sintetizar en un solo personaje las ilusiones y expectativas del universo infantil con el escepticismo -y muchas veces cinismo- de los adultos", dice a BBC Mundo el colombiano Matador, "lo que da lugar a una particular conjugación de fe en la utopía y desencanto". Y agrega: "De esos dos materiales estoy hecho yo y creo que buena parte de mi generación". (Para los amantes de Mafalda que están en Argentina, la Biblioteca Nacional en Buenos Aires abrió una muestra llamada "Mafalda en su sopa", que puede visitarse desde el 17 de septiembre hasta diciembre de 2014, íntegramente dedicada a ese mítico personaje.)