En fotos: Skid Row, el infierno de los indigentes en Los Ángeles

El fotógrafo venezolano Leo Ramírez retrató la vida en Skid Row, una zona en el centro histórico de Los Ángeles, en California.

Pie de foto,

A unos pocos kilómetros del glamour y la opulencia de barrios como Beverly Hills o Bel Air se encuentra Skid Row, un área de la ciudad de Los Ángeles que cuenta con la mayor concentración de indigentes de todo Estados Unidos. (Todas las imágenes son cortesía del fotógrafo Leo Ramírez - http://www.leoramirezphoto.com)

Pie de foto,

Miles de personas que carecen de vivienda -y que en muchos casos padecen enfermedades mentales y son adictas a las drogas- sobreviven en las calles de esta zona del centro histórico de la ciudad californiana.

Pie de foto,

En los últimos años las autoridades de Los Ángeles han tratado sin éxito de implementar diferentes planes para sacar de las calles de Skid Row a los indigentes.

Pie de foto,

Según algunos cálculos, alrededor de 4.000 indigentes duermen cada noche en las aceras de Skid Row. Durante el día también se puede ver a cientos de personas ocupando la zona.

Pie de foto,

En los últimos años las autoridades han priorizado el patrullaje policial frente a la rehabilitación de los indigentes, una medida cuestionada por algunas organizaciones.

Pie de foto,

A diferencia de lo que ha sucedido en otras grandes ciudades de EE.UU., en los últimos años la población de indigentes de Los Ángeles ha aumentado un 15%.

Pie de foto,

Desde hace un siglo la organización Midnight Mission asiste en sus instalaciones de Skid Row a los indigentes de la zona.

Pie de foto,

En el patio de la organización duermen cada día decenas de personas. Algunas, como la mujer de la foto, padecen problemas de salud y deben atendidas por los servicios de emergencias.

Pie de foto,

Los servicios de Midnight Mission son gratuitos y la organización también cuenta con un albergue para mujeres que han sido víctimas de violencia doméstica.

Pie de foto,

Muchos indigentes prefieren resguardarse en el patio de Midnight Mission ante el temor de que si duermen en la calle les pueda pasar algo.

Pie de foto,

Hace unos días las autoridades de la ciudad presentaron los detalles preliminares de un nuevo plan para ayudar a las personas sin hogar de Skid Row, que pone el énfasis en proporcionarles servicios de salud mental, tratamientos contra las adicciones y vivienda.

Pie de foto,

Para los expertos, la nueva estrategia que las autoridades quieren poner en marcha es prometedora, aunque también se muestran escépticos ya que creen que, debido a la falta de fondos, es muy probable que los resultados no sean los esperados.

Pie de foto,

En el patio de Midnight Mission han habilitado unas carpas de tela para que sean utilizadas por los indigentes para dormir.

Pie de foto,

En lo que va de año, Midnight Mission ha proporcionado más de un millón de raciones de comida a los habitantes de Skid Row.

Pie de foto,

En 2013 la organización sirvió cerca de 1,6 millones de raciones de comida. Según sus responsables, en los últimos años han visto un aumento en el número de personas que solicitan ayuda.

Pie de foto,

La mayoría de trabajadores de Midnight Mission son personas que en el pasado también tuvieron que dormir en la calle por sus problemas con el alcohol y las drogas. La organización les da una cama y un empleo a cambio de que se rehabiliten.

Pie de foto,

En las instalaciones de la organización se hospedan 250 hombres que están siguiendo programas de rehabilitación de drogas. Ese es el caso de James Nichols.

Pie de foto,

En Midnight Mission, además de dar de comer, ofrecen servicios de peluquería a los indigentes. También cuentan con una sala para que los sin techo puedan ver la televisión y un servicio de biblioteca y correo.

Pie de foto,

Tras finalizar un tratamiento un año, a los que siguen los programas de rehabilitación de Midnight Mission, se les ayuda a encontrar un trabajo y una vivienda.

Pie de foto,

Los hombres que se hospedan en Midnight Mission, pueden apuntarse a diferentes actividades, como esta clase de yoga.

Pie de foto,

Los activistas están preocupados porque en años recientes las zonas colindantes a Skid Row se han convertido en barrios pudientes en los que los precios de la vivienda no han dejado de subir. De esta manera, los promotores inmobiliarios están poniendo presión en las autoridades para que “limpien la zona” y el espacio disponible para los sin techo cada vez es menor.